Querétaro, Qro. La actividad inmobiliaria podría ser una de las ramas productivas que alienten la recuperación económica del país, tras los efectos que ha causado la emergencia sanitaria por Covid-19, coinciden especialista en el sector.

En Querétaro, pese a la contracción que tuvieron las operaciones inmobiliarias en el segundo trimestre del año, y que implicó una caída de 70% en el nivel de colocación, actualmente la expectativa es positiva para el cierre de año, debido a que han comenzado a despuntar nichos que estaban detenidos, como la vivienda cuyo valor supera los 7 millones de pesos, declaró la presidenta local de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Ivonne Gutiérrez Hernández.

“El movimiento de recuperación, el mercado y la segmentación es clave en Querétaro, si hablamos de vivienda económica tenemos una demanda grande y no tenemos oferta de vivienda; en media residencial, hay un consumo constante debido a las facilidades que ofrecen entidades hipotecarias. Luxury aumentó los últimos dos meses, sobre todo propiedades con opción de mejora. Y este mes ya se coloca vivienda premium arriba de 7 millones de pesos, las inmobiliarias premium no habían tenido operaciones”, declaró.

Aún con las afectaciones que persisten por la pandemia, se prevé que el impacto lo amortigüe la constante demanda de vivienda del nivel medio residencial.

Ivonne Gutiérrez explicó que aunque hubo una caída en los empleos formales, no se reflejó en un fuerte impacto en el mercado inmobiliario, debido a que los empleos perdidos se centraron en los niveles más bajos de la base salarial del estado, en el cual hay déficit de vivienda.

De materializarse el Tren México-Querétaro, el sector visualiza oportunidades para que incremente la demanda tanto habitacional como industrial del céntrico estado.

El presidente nacional de AMPI, Roberto Barrios Gaxiola, destacó que los bienes raíces se perfilan como uno de los motores que intensifiquen la actividad económica, ante la crisis que ha dejado la pandemia.

Los pilares del sector inmobiliario que estimularán la recuperación económica son el déficit de vivienda que persiste en el país, ya que debe subsanarse, así como el creciente bono demográfico que, tanto en Querétaro como en el país, representan los jóvenes que se suman a la Población Económicamente Activa y que demandarán vivienda.

También, la oferta crediticia para este año es de 400,000 créditos que aporta el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y 100,000 del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del estado.

Habitabilidad del Centro Histórico

Una de las estrategias que sigue la asociación a nivel nacional es aumentar el porcentaje de inmuebles habitacionales en los Centros Históricos, debido a que se han consolidado más como áreas comerciales y que albergan zonas administrativas.

De acuerdo con un estudio de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, en el primer cuadro de la ciudad de Querétaro se identificaron 150 inmuebles, que en su mayoría son ofertados para establecimientos comerciales, enmarcados entre las avenidas Universidad, Zaragoza, Circunvalación y Ezequiel Montes.

Del total, 70% están en venta, 20% en renta para uso comercial o de oficinas y 10% en renta para uso habitacional.

La presidenta de AMPI Querétaro refirió que en tal zona hay valores desde 14,000- 17,000 pesos, a 28,000 pesos, e incluso algunos casos entre 38,000 y 48,000 pesos el metro cuadrado, de acuerdo con el uso de suelo, arquitectura y ubicación.

estados@eleconomista.mx