“En cuanto a desarrollo económico, se tuvo un detenimiento en la economía por el paro en las actividades cotidianas debido al sismo. Afortunadamente la gente sigue comprando en Morelos, se sigue manteniendo con buenos números; la actividad económica también”, manifestó el titular de la Secretaría de Economía del estado, Juan Carlos Salgado Ponce.

Durante el año pasado, la actividad económica de Morelos registró un crecimiento de 4.9%, por arriba de la media nacional, pese al paro de actividades a consecuencia de la contingencia del 19 de septiembre, informó.

El funcionario estatal detalló que importantes proyectos que se venían gestionando antes del sismo, en temas de infraestructura carretera, de suficiencia energética y de sustentabilidad, han permitido que lleguen inversiones a la entidad y, por ende, que la economía después del terremoto no haya caído y continúe al alza.

De acuerdo con el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, al tercer trimestre del 2017, Morelos registró un aumento anual de 4.9 por ciento.

En los primeros tres meses del año el incremento fue de 11.5%, en el segundo trimestre de 3.8%, sin embargo, en el periodo julio-septiembre se presentó una disminución de 0.5 por ciento.

Al respecto, el secretario mencionó que, a raíz del sismo, durante el tercer trimestre del 2017 se observó un detenimiento de la economía en el estado, aunque los dos anteriores mostraron buenos resultados, “que se deben a proyectos de infraestructura que se han venido al estado como hace muchos años no sucedía”.

En temas de conectividad carretera, ahondó, resalta la rehabilitación del ferrocarril de carga; respecto a sustentabilidad, el arribo del gas natural, así como la termoeléctrica, que permitirá suficiencia de energía para la llegada de más empresas.

“Será un gran año para Morelos de concretar grandes proyectos que se han venido gestando durante la actual administración, en donde destaca la rehabilitación del ferrocarril, eso permite ser un estado más atractivo, competitivo e innovador. Morelos era uno de los tres estados que no generaba energía propia, con la llegada de la termoeléctrica nos permite generar energía propia, incluso excedentes que permitirán dar la bienvenida a más empresas; adicional llega el gas natural que representa 40% de ahorro sobre el gas licuado”, agregó.

“Nos pone en la mira de grandes inversionistas tanto nacionales como internacionales y estamos plenamente seguros de que el crecimiento y la sinergia que hemos generado para atraer estas inversiones seguirán detonándose más en el estado”, dijo el titular de Economía.

Las obras anteriores, aseveró, han impulsado inversiones privadas cercanas a 35,000 millones de pesos, que permiten generar este dinamismo económico, principalmente en el sector industrial.

“Si solamente se midiera el crecimiento del sector, Morelos está dentro de los ocho estados de la República que más crecimiento industrial tienen y estamos casi llegando a un porcentaje de 6.9% aproximadamente, aun cuando a nivel nacional este sector se ha contraído, en Morelos vemos lo contrario”, enfatizó Salgado Ponce.

No obstante, para el 2018 se proyecta una variación de la actividad económica, por debajo de la exhibida en el 2017, de 4.3%, particularmente por temas políticos y por los estragos del sismo.

“Sobre todo los temas electorales (...) Muchas veces hay grupos importantes de inversionistas que pudieran tener sus reservas; nosotros nos vamos con unos indicadores reservados, pero este 4.3% es de acuerdo a los indicadores que se han venido trayendo en años anteriores”, explicó.

En proceso

Juan Carlos Salgado recordó que a partir de la contingencia del 19 de septiembre se levantó un censo en toda la entidad para poder determinar cuántas unidades económicas fueron afectadas.

En el estado, explicó, se tienen 109,000 unidades, de las cuales cerca de 6,000 sufrieron daños, por lo que se impulsaron algunos programas y apoyos a través del Instituto Nacional del Emprendedor, de modo que se crearon dos bolsas importantes, una de 45 millones de pesos por apoyos federales y otra cercana a 70 millones con recursos estatales.

La bolsa federal se aplicó mediante un programa de apoyo emergente para las empresas siniestradas, que consiste en un beneficio con un subsidio, es decir, con recursos a fondo perdido de 10,000 pesos por unidad para la recuperación de las mercancías, daños en equipos dentro de los inmuebles y vidrios rotos.

“De esta forma apoyamos a casi 4,000 unidades económicas que se vieron afectadas. El requisito es que fueran empresas formalmente establecidas y que tuvieran su constancia fiscal actualizada. Pero había algunas que no tenían esos dos requisitos, por eso fue que se creó la bolsa cercana a 70 millones de pesos con recursos estatales, a través de un instituto que tenemos de crédito que se llama Fondo Morelos, con lo que se otorgaron créditos livianos de financiamiento a créditos muy blandos con tasa de 6% de interés anual y podrían obtener créditos desde 2,000 pesos hasta 30,000 pesos, tratándose de las microempresas, pero también tuvimos créditos de hasta 500,000 pesos para pequeñas y medianas empresas que se vieron afectadas”, expuso.

Respecto a los mercados públicos, refirió que dos se vieron afectados de manera parcial y dos de modo total; los primeros, ubicados en el municipio de Xochitepec, fueron atendidos con recursos propios del estado.

Mientras que uno de los que sufrieron daños en su totalidad, en Oaxtepec, se está interviniendo con recursos estatales, municipales y federales, ya iniciaron la primera etapa de reconstrucción con un monto de 13 millones de pesos.

En Jojutla, especificó el secretario, la calle Constitución del 57 fue la más afectada, y los cerca de 60 comercios siniestrados que se ubicaban ahí fueron apoyados con recursos estatales para poder rehabilitar un espacio, en el auditorio municipal, mientras iniciaba la reconstrucción de sus negocios.

“En el municipio cerca de 980 negocios fueron beneficiados con el tema del subsidio de fondo perdido (...) de créditos blandos, sólo para Jojutla, se entregaron cerca de 300 para poder ayudar al sector empresarial”, concluyó.

estados@eleconomista.mx