Los criterios para el otorgamiento de permisos en secciones privadas, que detonarán las primeras inversiones en las siete Zonas Económicas Especiales (ZEE) del país para este año, están listos, anunció Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE).

“Éste es el anuncio más importante, en tierra privada vamos a otorgar permisos. Éstos son los criterios fundamentales: inversiones por 90 millones de dólares, a cinco años; 800 plazas de trabajo a cinco años, y con una superficie de 20 hectáreas. Son los principales criterios que tienen que cumplir las empresas ancla para poderles dar los permisos correspondientes”, detalló.

En conferencia de prensa en la residencia oficial de Los Pinos, acompañado por Eduardo Sánchez Hernández, coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia y vocero del gobierno de la República, el funcionario explicó que en las próximas semanas y meses, la AFDZEE publicará una serie de lineamientos y convocatorias para el otorgamiento de permisos, asignaciones y autorizaciones, las cuales regirán las operaciones en las zonas.

“Le estamos apostando mucho a que el sector privado sea el gran detonador de las Zonas Económicas Especiales”, señaló.

“Fue una negociación que apenas se acaba de terminar y que nos permite poder anunciar que tres empresas ancla cumplen con estos requisitos y en la tierra pública, ya prácticamente tenemos terminados los criterios para hacer los concursos públicos (...) vamos a agregarle otros criterios, como es la clusterización, que una empresa ancla se pueda clusterizar, pueda traer más inversiones (...) también vamos a asegurarnos de que promuevan el desarrollo regional a través del desarrollo de proveeduría y del capital humano”, ahondó.

Una vez concluida la etapa del andamiaje institucional que permitirá su permanencia más allá del fin de la presente administración, Gutiérrez Candiani aclaró que las ZEE tienen una prospectiva de inversión para los próximos 20 años por más de 42,000 millones de dólares, los cuales permitirán crear cerca de 367,000 empleos formales.

Mientras en el corto plazo, se prevé atraer inversiones por más de 7,000 millones de dólares, generando 24,000 plazas.

A la fecha, son siete ZEE decretadas en ocho estados del país, previamente aprobadas por la Comisión Intersecretarial: Puerto Chiapas, Chiapas; Lázaro Cárdenas-La Unión, que comparten Michoacán y Guerrero; Coatzacoalcos, Veracruz; Salina Cruz, Oaxaca; Progreso, Yucatán; Dos Bocas, Tabasco y Seybaplaya, Campeche.

Incentivos

El titular de la AFDZEE detalló que cada zona cuenta con un paquete de incentivos fiscales y no fiscales, federales y locales, que representan un atractivo real para atraer inversiones productivas y extender los beneficios a los habitantes de los municipios comprendidos en el área de influencia.

En incentivos fiscales federales, por ejemplo, es en materia de Impuesto sobre la Renta (ISR), Impuesto al Valor Agregado, cuotas obrero-patronales, capacitación y el establecimiento de un régimen aduanero especial.

Los gobiernos de los estados y municipios otorgarán, de acuerdo con sus capacidades, incentivos en materia de ISR, Predial, entre otras facilidades. Otros incentivos diversos a los fiscales se refieren a programas de capacitación de fuerza laboral, fortalecimiento de capital humano, impulso al emprendimiento, innovación y desarrollo tecnológico.

Sólido marco jurídico

Gerardo Gutiérrez aseveró que las ZEE cuentan con un sólido marco jurídico que otorga plena certeza a las inversiones realizadas, para ello, dijo, ha sido fundamental haber construido, a lo largo de estos meses, una variedad de instrumentos que contribuyen a brindar mayor certidumbre; destacó, por ejemplo, la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales y su Reglamento, la creación de la AFDZEE y la conformación de la Comisión Intersecretarial.

En los estados, agregó, se cuenta con nueve leyes estatales de ZEE y decretos de incentivos locales, mientras que a nivel municipal los cabildos han emitido acuerdos para el otorgamiento de incentivos.

Confirmó que todo ello conforma un marco institucional sólido que asegura su impacto y continuidad, “invertir en las ZEE es una inversión absolutamente blindada y segura”.

El titular de la AFDZEE precisó que las zonas de Tabasco y Campeche no contemplan proyectos energéticos, debido al éxito de la reforma energética, con cerca de 200,000 millones de dólares comprometidos en gas, petróleo y electricidad, por lo que es un área de oportunidad para explotar otras vocaciones, como la agroindustria.

Rezago histórico

En el balance de la administración de las ZEE, Eduardo Sánchez reveló que con las zonas, por primera vez en el país, los tres niveles de gobierno cuentan con un marco legal sólido para impulsar el desarrollo y abatir el rezago histórico, por lo que los habitantes del sur-sureste contarán con alternativas de educación, capacitación y empleo.

“Históricamente, las políticas económicas del Estado mexicano poco han podido incidir para reducir las brechas económicas entre las diferentes regiones de nuestro país. La concentración de inversiones, infraestructura productiva y capital humano en algunas regiones ha significado también rezago económico”, expuso.

El vocero ejemplificó, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía: “Entre el 2003 y el 2016, el Producto Interno Bruto (PIB) de Querétaro creció en promedio 4.8% cada año, el de Aguascalientes 4.6% y el de Baja California Sur 4.5%; en ese mismo periodo el PIB de Chiapas creció solamente 1.2% en promedio, mientras que el de Campeche experimentó una caída de 4.1% en promedio anual. Esta diferencia entre los ritmos de crecimiento económico se refleja directamente en el bolsillo y el bienestar de los ciudadanos”.

“La disparidad entre las regiones se manifiesta en la falta de equidad también de las oportunidades de educación y trabajo. Ahí donde hay industria hay más escuelas, hay buenos empleos, hay progreso; por ello la presente administración ha dado una respuesta estratégica para cerrar la brecha de desigualdad entre las regiones norte-Bajío y el sur-sureste del país con la creación de las siete Zonas Económicas Especiales”, afirmó.