Chihuahua, Chihuahua.- El gobernador de la entidad, César Duarte, heredará a su sucesor un pasivo manejable, afirmó el secretario de Hacienda local, Jaime Herrera, quien destacó que la deuda actual es de 24,121 millones de pesos y no de 42,000 millones de pesos.

"Chihuahua no tiene una problemática de deuda. No tiene, cómo se presenta frecuentemente, una problemática de quebranto. Chihuahua, como todos los estados, tenemos grandes retos de liquidez que le tenemos que hacer frente pero ha venido cumpliendo cabalmente con los compromisos de obligaciones estipuladas en la reestructuración que se hizo en 2013 y por esa razón HR Ratings el viernes pasado emitió y ratificó la calificación del estado como A, con perspectiva estable", expuso en entrevista.

A pesar de que es de las entidades que registran mayor deuda, Herrera Corral negó que los pasivos se hayan duplicado o triplicado durante la administración de Duarte Jaques.

Precisó que el estado tiene una participación de alrededor de 3,000 millones de pesos adicionales en unos certificados bursátiles de impuestos sobre nómina que se hizo en el 2011, además de 2,800 millones de pesos en un bono cupón cero que ha servido para la construcción de infraestructura pero que no representan mayores obligaciones para el estado.

"Chihuahua no tiene una deuda superior a los 24,121 millones de pesos. Qué ha sucedido, se ha considerado para fines del registro que presenta la SHCP los 15,000 millones emitidos en certificados bursátiles en el 2013 y se han considerado adicionalmente las participaciones que pudieran tener los municipios. De manera tal que el reporte que presentamos trimestralmente pues presenta alrededor de 42,000 millones de pesos", declaró.

Por ello consideró que Duarte heredará un pasivo local que esté dentro del manejo estable de las finanzas.

mfh