Querétaro, Qro. En el centro del país, Querétaro se forja como un punto medular para la instalación de centros de datos. La Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) tiene conocimiento de 15 proyectos de este tipo, entre los confirmados y los que están en cartera como intenciones de inversión.

La atracción de proyectos para establecer centros de datos incentiva que en el estado se generen nuevas vertientes productivas, debido a que este tipo de inversiones demanda servicios especializados para su instalación, su mantenimiento y su operatividad, refirió el secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio del Prete Tercero.

Con el arribo de un centro de datos se da pie al surgimiento de industrias necesarias tanto para el proceso de construcción como el operativo.

“Los data centers no sólo van a inyectar conocimientos o habilidades técnicas y educativas, sino el gran beneficio de los data centers es la creación de nuevas industrias: como es la industria de la instalación y mantenimiento de instalaciones, cableado, seguridad, muchas nuevas pequeñas industrias que se van generando alrededor de los data centers”, expuso.

La especialización también abarca al personal experto en programación, mantenimiento de redes, instalaciones eléctricas, entre otras ramas. El secretario estatal confió en que el estado tenga la capacidad para sortear las necesidades de personal de estos proyectos.

“Sí requieren mano de obra especializada con conocimientos en programación, computación, instalaciones, mantenimiento de redes, pero también requieren instalaciones eléctricas, eso en cuanto a la operación; pero todo lo que conlleva la instalación y mantenimiento de data centers es lo que le agrega el gran valor, si consideramos que la inversión de elementos en fierro –como la construcción, las instalaciones–, y el equipamiento del data center  que representa hasta dos veces más el valor de la construcción, es una inversión muy significativa”, explicó.

Algunos de los aspectos que motivan la atracción de estas inversiones, enlistó, son la ubicación del estado en el centro del país, condiciones de conectividad, infraestructura y recursos humanos.

Se estima que por cada dólar que se invierte para la infraestructura de un centro de datos, se invierten dos dólares en equipamiento. El establecimiento de un centro de datos, agregó, genera un alto potencial para atraer proveeduría no sólo directa, sino indirecta.

No sólo es el empleo directo que genera, porque lo hemos visto en Virginia que es un modelo de referencia mundial, la industria de data centers lo que ha traído es la derrama económica a través de la economía indirecta que se ha generado, con una industria paralela de servicios indirectos que no van directamente a la mano de obra”, destacó.  

Entre las instalaciones recientes, mencionó que se encuentra la de Cisco, que a finales de noviembre anunció que inauguró su nuevo centro de datos Cisco Umbrella que provee a sus clientes en México, América Central y Sudamérica; se trata de un servicio de seguridad nativo en la nube accesible en cualquier momento y en cualquier lugar.

Las instalaciones son una coubicación de Equinix en la ciudad de Querétaro, una ubicación ideal para el centro de datos de ciberseguridad de Umbrella, debido a su localización centralizada y la proximidad a la Ciudad de México, expone la compañía.

estados@eleconomista.mx

kg