La empresa de calzado leonesa Carlo Rossetti logró exportar por sexto año consecutivo a Japón, uno de los mercados que más control impone en sus procesos comerciales.

Somos una de las pocas compañías mexicanas que vende al país asiático con su propia marca, lo cual es muy importante. No creo que haya más de dos que lo hagan. En exportar seis años consecutivos somos tal vez los únicos en todo México , destacó el propietario de la firma, Federico Manuel Rodríguez López.

El empresario aseguró que durante el periodo aumentaron hasta 300% las exportaciones hacia la nación asiática.

A Japón surtimos dos veces al año. Cada vez que se termina un pedido mandan un equipo de inspectores, revisan el zapato uno por uno y lo certifican. Después de revisado, aquello que no cumple se repara o se repone hasta que quede el pedido por completo. Una vez terminado se manda a una máquina de rayos x y si hay alguna falla no pasa , detalló.

Y agregó: ha sido un proceso en ocasiones difícil porque hay que cumplir con el estándar, pero lo interesante de los japoneses, a diferencia de otros mercados, es que vienen y te enseñan cómo hacer la cosas .

Japón no es el único mercado donde destaca la firma. También tiene una creciente presencia en EU, Canadá, Colombia, Guatemala y España. En el mercado nacional cuenta con 16 zapaterías propias y la venta minorista.

LOS ORÍGENES

El origen de la empresa -recordó- se remonta a 1930, cuando su abuelo, Lorenzo Rodríguez, comenzó la tradición zapatera. Sin embargo, no fue hasta 1987 cuando nació la marca Rossetti.

Los estudios de mercado de la Cámara de Calzado indican que Rosseti es una de las marcas de calzado de mujer más posicionadas en la mente del consumidor final, dijo.

La firma emplea a aproximadamente 1,000 personas en cinco plantas de producción.

Dijo que algunas de las claves de trabajo interno para ser más competitivo fueron reforzar las etapas previas a la fabricación de calzado y la comercialización del producto, así como poner énfasis en el tema del diseño, de la mano con el cliente y el estudio de las tendencias.

Sobre la creciente importación de calzado chino, tras la eliminación de los aranceles en diciembre pasado, opinó que en el zapato de piel no es fuerte la competencia. El problema -destacó- es que aumentan las compras de unidades sintéticas, que terminan por ser más económicas para el consumidor.

[email protected]