Puebla, Pue. La Cámara de la Industria Textil (Citex), delegación Puebla-Tlaxcala, consideró idóneo que los socios volteen a ver el mercado exterior sobre las áreas de oportunidad en lo que resta del año, para propiciar una recuperación económica más rápida siendo aún opción la exportación de productos hospitalarios como son cubrebocas, batas, uniformes y sábanas. 

Carlos Couttolenc López, presidente del organismo, indicó que el mercado de ropa aún está teniendo una demanda lenta, pero continua, aunque algunas comenzaron a producir prendas de temporada sin una alta demanda.

Comentó que la pandemia de Covid-19 está dejando trabajar a las empresas, pero solo en dos turnos y no ven la necesidad de subir la fuerza laboral cuando hay desabasto de materias primas no sólo en México, sino a nivel mundial.

Muchas veces puede ser una parte de un producto que se necesita para elaborar un poliéster, y si ése es el que sube mucho de precio porque hay escasez propicia que se encarezca el producto final hasta 10 por ciento. Hay mucho desabasto de hilos, así como de algunos productos químicos”, dijo.

No obstante, consideró que quienes tengan la capacidad de exportar deben hacerlo en lo que resta del año, para tratar de mejorar las ventas que en el 2020 cayeron hasta 70% durante los más de cinco meses que estuvieron paradas las fábricas de textil en Puebla.

Recordó que 10% de los 197 socios de la Citex estaban trabajando con un permiso federal para fabricar las prendas y accesorios que se necesitan en el sector salud durante los paros, pero con la reactivación el 7 de agosto se sumaron más, mientras que otras fueron produciendo conforme a la demanda de ropa de temporada.

Empleos

Destacó que el sector debe continuar buscando oportunidades para cuidar los más de 2,200 empleos que generan, tras perder 3,000 debido a la contingencia sanitaria, teniendo como alternativa las exportaciones y dependiendo de cada empresa consolidar algún contrato.

Couttolenc López sostuvo que los textileros trataron de aguantar la crisis, pero hubo 10 empresas que no pudieron y quebraron, pero mantienen la confianza en el sector de una recuperación a un año.

Admitió que laborar con poco personal en menos turnos es lo difícil, pero deben ajustarse a la nueva normalidad hasta que haya las condiciones sanitarias y el gobierno estatal lo en el decreto que tiene reducidas las actividades a 70 por ciento.

Reiteró que otro factor sin resolverse es el alza del precio en electricidad, ya que sigue encarecida pese a que están trabajando menos y no han visto respuesta sobre ese tema por parte de las autoridades federales.

estados@elecobomista.mx

kg