Puebla, Pue. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) tiene pendiente de aplicar una inversión de 4,000 millones de pesos en proyectos, ya que en el 2020 la pandemia de Covid-19 sólo permitió ejercer 3,000 millones, por lo que buscan retomarlas en cuanto bajen los contagios.

Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente del organismo, dijo que las inversiones son en los sectores de la construcción enfocadas a vivienda media-baja, plazas comerciales, metalmecánica y en el campo con la adquisición de maquinaria para procesar productos destinados a la exportación.

Recordó que este plan de inversión fue presentado al gobernador Miguel Barbosa Huerta en el 2019 para aplicarlo el año pasado, pero la contingencia sanitaria no permitió hacer más proyectos.

“Los 3,000 millones de pesos se terminaron de aplicar con esfuerzos al trabajar de forma parcial, por lo que ahora debemos esperar que mejore el panorama para invertir el resto, lo cual esperamos que ocurra en julio próximo”, ahondó.

Generar empleos

Rodríguez Pacheco indicó que las inversiones cuando se detonen representarán más de 20,000 empleos en la ejecución y cuando entren en operación serán 3,000 directos, por eso la necesidad de hacerlos.

El dirigente empresarial reconoció que el primer trimestre es complicado para pensar en hacerlos, porque la ola de contagios de Covid-19 no se frenaría de manera considerable en este periodo, por ello están postergando el plan hasta el segundo semestre.

No obstante, confió que la sociedad haga un esfuerzo por acatar las medidas sanitarias y eso pueda reflejarse en tener menos casos y una reactivación económica estable, porque la expectativa de recuperación continúa siendo a dos años.

En entrevista, Alarcón Rodríguez comentó que sólo en este 2021 los empresarios buscarán concretar las inversiones, pero no hay condiciones para que se puedan aterrizar otras a pesar de la necesidad de incrementar capacidad productiva.

“En este año, los socios del CCE tendrán que valorar si hay oportunidad de crecer o mejor cuidar sus ingresos para mantenerse en este tiempo difícil por la pandemia”, expuso.

Puntualizó que también es necesario tener un acercamiento con el gobierno del estado para conocer la estrategia que tienen para hacer frente a la crisis económica, porque estando cerradas las empresas no es la solución para resolver ese problema, así como la preservación de empleos.

Además, pidieron mayor flexibilidad en el pago del Impuesto Sobre Nómina (ISN), que es el 3%, ya que no están teniendo ingresos positivos para cumplir.