Tezonapa, Ver. Miembros de Nestlé presentaron los avances que se han realizado este 2019 en la construcción de la planta de café de Veracruz y que pretende llegar a ser en 10 años la más grande del mundo.

En rueda de prensa, Juan Carlos Pardo Bejarano, director de Asuntos Corporativos de la empresa, explicó que actualmente hay un 35% de avance de la obra.

De acuerdo con el directivo, el desarrollo de infraestructura abarca tres etapas; la inversión para la primera fase es de 154 millones de dólares.

“Esta planta se está construyendo en el municipio de Veracruz, en un terreno de 45 hectáreas. Actualmente, se está desarrollando la primera etapa que se centra en 15 hectáreas, ya desarrollamos todo lo que es la ingeniería subterránea”, sostuvo.

Acotó que se instaló la red de tuberías, también se niveló el terreno y se construyó una barda perimetral para las 15 hectáreas.

“Nos encontramos con que no se había desarrollado una red de desagüe municipal (...) Hacen falta 3 kilómetros de tuberías públicas y vimos que la instalación es costosa. Entonces, estamos desarrollando un componente enfocado a la sustentabilidad”, dijo.

Juan Carlos Pardo aseguró que esto implica que se vaya a implementar un proyecto que permita que el agua que se utilice para el proceso del café se pueda regresar a la tierra.

“Evidentemente estará tratada y en las mejores condiciones para no afectar a la naturaleza”, puntualizó.

Como proyecto complementario a la primera etapa de construcción de la planta de café, la empresa de alimentos de origen suizo efectuó acuerdos para ampliar la red de carreteras del municipio de Veracruz.

“Lo que buscamos es que haya conectividad para que puedan entrar y salir camiones”, puntualizó.

El director de Asuntos Corporativos refirió que para el 2020 la primera etapa estará concluida, por lo mismo “ese mismo año, en octubre, comenzará la producción, dónde se usarán 20,000 toneladas”.

“Esta planta busca hacer el mismo proceso de la planta de café que está en Toluca, Estado de México, pero de manera más eficiente. Queremos que sea el centro de producción de café más grande del mundo a 10 años”, recalcó.

Comentó que una vez finalizado el complejo se llegará a los 10,000 puestos laborales.

Vías de comunicación

Pardo Bejarano expuso que actualmente México representa para Nestlé un mercado que le ofrece certeza de crecimiento. “Es la economía número 15 a nivel mundial. Para Nestlé es el sexto país donde más se vende”.

Enunció que antes de construir la planta en Veracruz, se analizaron más estados, como Chiapas, Tabasco y Campeche. Además, se buscó una entidad que estuviera cerca de la materia prima (granos de café) y que contara con vías de comunicación que permitieran exportar e importar.

“El análisis que hicimos es muy interesante, vimos la Zona Económica Especial de Veracruz (ubicada en Coatzacoalcos y ya cancelada), pero ese lugar no nos ofrecía conectividad terrestre. La decisión no la tomamos con base en incentivos fiscales, es por infraestructura”, acotó.

“El proyecto de las Zonas Económicas Especiales para nosotros como empresa no era viable, debió ser por regiones porque es mejor que todo el estado esté incluido en un plan de incentivos fiscales”, agregó.

Ampliación del puerto

El directivo afirmó que la ampliación del Puerto de Veracruz es un factor benéfico para la instalación de la planta, e incluso fue uno de los factores que se contemplaron para elegir al municipio como sede.

“Cuando tienes un puerto más eficiente llegan más barcos y bajan los costos, lo que es benéfico para la empresa”, manifestó.

En noviembre del 2018 se concluyó la primera fase, que incrementó la capacidad de manejo de carga en 66 millones de toneladas; esta aplicación contó con una inversión de 31,000 millones de pesos.

[email protected]