Cancún, QR. El ayuntamiento de Benito Juárez está sometiendo a revisión los permisos otorgados a otros cinco complejos que se construyen actualmente en la zona hotelera de Cancún, los cuales suman 6,000 habitaciones.

Entre los hoteles que están siendo revisados se encuentra un Royalton, uno más de la constructora El Arca en playa Langosta, el RIU Riviera Cancún, así como el hotel Grand Island y un Hard Rock.

El Royalton y el de Playa Langosta suman 1,000 habitaciones; el RIU Riviera Cancún otras 500, el Hard Rock 1,800, mientras que tan sólo el Grand Island aporta otras 3,000 habitaciones.

“Llevamos un procedimiento de meses de todos los expedientes, no sólo de hoteles, sino de centros comerciales, condominios, que fueron otorgados durante la anterior administración”, explicó Armando Lara Denigris, secretario de Ecología y Desarrollo Urbano del ayuntamiento de Benito Juárez.

En el caso de los hoteles RIU Riviera Cancún y Grand Island, Lara Denigris mencionó que fueron autorizaciones entregadas durante la actual administración municipal encabezada por Mara Lezama, por lo que la revisión está yendo más allá de los permisos, sino que tiene que ver con la viabilidad de los proyectos.

La revisión se realiza junto con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el cual en voz de sus directivos ha manifestado su rechazo a seguir sobredensificando la zona hotelera de Cancún.

Además de los hoteles, se acaba de concluir la segunda etapa de Plaza La Isla en la zona hotelera de Cancún, y están en proyecto nuevos condominios para el exclusivo complejo Puerto Cancún de 350 hectáreas en los primeros 3 kilómetros del bulevar Kukulcán.

Rechazo

En febrero de este año, el director jurídico de Fonatur, Alejandro Varela Arellano, dijo a El Economista que se oponen a la construcción tanto del Grand Island como del RIU Riviera Cancún, los cuales suman en conjunto 2,530 nuevas habitaciones para la zona hotelera.

Varela Arellano aseguró incluso que Fonatur se “retiraría” del destino si no se modifican las densidades de los referidos centros de hospedaje.

“Esperamos recibir un poco más de información para emitir una opinión más objetiva, pero en principio Fonatur está rotundamente en contra de la sobredensificación sin respetar los planes maestros originales; creemos que el número de llaves que proponen (Grand Island y RIU Riviera Cancún) exceden la capacidad de servicios que existen y los servicios los proporciona Fonatur”, acotó.

Sobre cómo harían valer su oposición a ambos proyectos, Alejandro Varela dijo: “Nos retiramos, dejamos de mantener las plantas de agua y dejamos de mantener el bulevar Kukulcán”.

[email protected]

kg