Guadalajara, Jal. En los próximos tres meses, el transporte de carga tendrá restricciones para ingresar a la Zona Metropolitana de Guadalajara. De seis a nueve de la mañana y de seis a ocho de la noche, no podrán ingresar por ninguno de los siete accesos carreteros que tiene la ciudad, mientras que los tráileres de doble remolque tendrán prohibido el acceso a cualquier hora.  

Así lo contempla el Plan de Regulación de Límites Urbanos del Transporte Público de Pasajeros y de Carga para el Área Metropolitana de Guadalajara que entrará en vigor dentro de 90 días. 

Según estudios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el extinto Instituto de Movilidad y Transporte, todos los días circulan en el Área Metropolitana de Guadalajara 69,848 vehículos de carga, cifra que supone un incremento de 35% de la flota de carga pesada que había en el año 2007. 

Previo diagnóstico, las autoridades estatales decidieron implementar las restricciones al transporte de carga con el objetivo de reducir el congestionamiento vehicular y la contaminación ambiental. 

No obstante, los vehículos de carga que prestan servicios públicos a nivel municipal, estatal y federal, podrán circular sin restricciones con un permiso emitido por la Secretaría de Transporte de la entidad. 

“Se ofrecen los 90 días porque también sabemos que la industria requiere hacer algunos ajustes en términos logísticos y operativos”, señaló el secretario de Transporte, Diego Monraz Villaseñor. 

Indicó que en este período, Ejecutivo y Legislativo trabajarán para definir cuáles serán los costos de los permisos especiales y el monto de las sanciones económicas. 

Dentro de la clasificación vehicular de transporte de carga, se señala como prohibido a la circulación el tractocamión con doble remolque. En tanto, estarán regulados el tractocamión con plataforma y tractocamión con caja; mientras que los permitidos son el camión unitario C2, motorhome, vehículo con remolque, autobús de pasajeros y camión unitario C3.  

Alternativas 

De acuerdo con el director del Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), Mario Ramón Silva Rodríguez, 69.7% del transporte de carga que entra a la ciudad tiene como destino final seis zonas prioritarias en la metrópoli; entre ellas, el mercado de abastos, periférico sur, carretera a Colotlán, aviación y los mercados del mar.  

“El transporte de carga hoy día representa un riesgo cuando circula sin regulación dentro de las zonas urbanas, particularmente en las horas pico; hoy la apuesta es por la reconfiguración del periférico como un nuevo anillo interior donde se priorice el transporte público masivo”, refirió por su parte, la coordinadora general estratégica de Gestión del Territorio, Patricia Martínez Barba. 

El gobierno de Jalisco se encuentra en pláticas con la SCT a fin de alcanzar un acuerdo para reducir el peaje que se cobra a los transportistas que utilizan el macrolibramiento, mismo que evita el ingreso a la ciudad.

[email protected]