Sin que se haya privilegiado el proceso legal, las autoridades laborales de Matamoros, Tamaulipas, determinaron declarar inexistentes las huelgas por 40 contratos colectivos que se negocian con un sólo líder sindical, pese a que se avanzaba en el proceso de negociación, denunciaron especialistas laborales.

En entrevista con El Economista, Alfonso Bouzas, especialista laboral del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, comentó que “no se desahogaron los procesos tal y como establece la ley, poniendo en riesgo la contratación colectiva, pero además esa inexistencia de huelga esta firmada por patrones, gobierno local y el sindicato de la CTM”.

A su vez, Graciela Bensunsan, explicó que este conflicto laboral se desató porque hay liderazgos sindicales que no son reales, “son una muestra de la contratación colectiva de protección. Los trabajadores demandaron legítimamente su revisión de contrato, y está claro que el líder quedó rebasado”.

Ambos especialistas coincidieron en que el Sindical de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (SJOIIM), liderado por Juan Villafuerte, es uno de los que cobran a los trabajadores la cuota sindical más alta, “la cuota que dan los trabajadores es de 4%, cuando el promedio en el país es de 1% nadie cobra más del uno”.

En ese sentido, por los 40,000 trabajadores, quienes perciben 200 pesos diarios de salario, deben entregar 8 pesos diarios como cuota, es decir que el sindicato recibe 320,000 pesos por día, y al mes 9.6 millones de pesos.

Los especialistas comentaron que “es muy importante tener claro el procedimiento legal, no se respetaron las 72 horas para solicitar la inexistencia de huelga, la cual debe darse en donde se inicio el procedimiento  y eso fue en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje. La junta tiene que llevar a cabo una audiencia de calificación , audiencias, cosa que o hizo y manipuló todo el proceso”.

Asimismo, destacaron que estan en juego miles de empleos porque se “ha hecho de este caso un pésimo manejo en Tamaulipas”.