Monterrey, NL. Durante los 10 meses que van del año, el gobierno de Nuevo León ha apoyado a 1,500 pequeños productores con servicios de extensión agropecuaria de manera directa, para bovinos, carne, caprinos, cítricos, granos, frutales y hortalizas y tomate en invernadero, afirmó Rodolfo Frías, secretario de Desarrollo Agropecuario estatal.

“Es relevante mencionar que la asistencia técnica que proporciona el estado de Nuevo León es permanente (y se realiza) a través del fideicomiso para el desarrollo del sur (Fidesur)”, detalló Rodolfo Frías durante el Foro Regional de Extensionismo que realizó la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), con la participación de extensionistas de Chihuahua, Coahuila, Durango, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas y Nuevo León.

Cabe mencionar que el extensionista es el promotor y gestor del desarrollo rural.

Comentó que dicho fideicomiso apoya a los agroparques hortícolas sociales que se localizan en Galeana, Aramberri, y próximamente habrá dos más, uno en Doctor Arroyo y otro en el ejido Tanquecillos.

En cada agroparque, explicó, se cultivan 70 hectáreas de invernadero, que logran una producción de tomate con calidad de exportación superior a 21,000 toneladas, es decir, más de 300 toneladas por hectárea, con ventas superiores a 100 millones de pesos, dando empleo directo a más de 1,200 personas.

Para estos proyectos ha sido crucial la asistencia técnica productiva, administrativa y organizativa para que sean rentables.

Los agroparques, dijo, requieren de asistencia técnica de alto costo y de manera permanente todo el año, “por ello estamos integrando extensionistas para que se capaciten, pagándoles tres meses (más)”, además del programa de extensionismo que cubre nueve meses.

Buena cosecha

“El sector agropecuario y rural enfrenta importantes retos en materia de productividad y de competitividad, en aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y en vulnerabilidad social del medio rural, esa problemática requiere que las autoridades nos coordinemos de manera eficaz para impulsar actividades primarias, alineando el sector a lo que demanda el mercado”, detalló el funcionario.

Destacó que en el 2016 la entidad alcanzó el segundo lugar en la Reunión Anual de la Red Latinoamericana para Servicios de Extensión Rural, con el caso de éxito del extensionista Arturo Ramírez Bernal, con la producción de ajo en el sur de la entidad.

A su vez, Arturo Ramírez comentó que en el ejido La Chona, en el municipio de Aramberri, sembraron 80 hectáreas de ajo.

La asistencia técnica que ofreció a los productores el extensionista Arturo Ramírez redundó en un incremento de 10% en el rendimiento del cultivo por hectárea, y se alcanzaron ventas de 25,000 a 30,000 pesos por tonelada de ajo. Además, se generaron 1,000 empleos temporales durante el ciclo productivo (septiembre a mayo).