El boom energético en Aguascalientes tendrá efectos sobre su Producto Interno Bruto (PIB) en los próximos tres años, que pudiera significar más adelante hasta una aportación de 10% de su economía, manifestó el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), Luis Ricardo Martínez Castañeda.

“Hasta 10% del PIB de Aguascalientes para los próximos años pudiera llevarse a cabo por la generación de energía. Estamos en este boom y Aguascalientes se está subiendo en este barco. Simplemente de las subastas que se hicieron a nivel nacional, casi una tercera parte vienen al estado por diversas razones, como clima, la situación de disciplina financiera, lo que ha favorecido el arribo de empresas de este sector”, dijo.

El rubro de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final del estado contribuye con 0.7% del total del PIB de la entidad, con 1,521.1 millones de pesos constantes al cierre del 2016, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Mientras el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal de este sector aumentó 3.1% a tasa anual en los primeros tres trimestres del 2017, frente a una caída de 1.2% en igual periodo del 2016.

Este año en Aguascalientes se pondrán en marcha seis proyectos de energía solar, derivados de las subastas de largo plazo, que traerán consigo retos para la zona en capital humano especializado, reconoció el secretario.

“Vienen inversiones muy importantes, principalmente en el área de generación de energía. Esperamos que en los próximos dos años vengan inversiones de más de 1,100 millones de dólares; principalmente para parques fotovoltaicos”, destacó.

“Desde la Secretaría estamos enfocándonos a tener ingenieros que estén preparados para hacer frente a toda esta industria que va a venir al estado”, añadió.

En la entidad, explicó, hay tres universidades (la Politécnica de Aguascalientes, la Autónoma de Aguascalientes y la Panamericana) que cuentan con carreras orientadas a este sector: Ingeniería en Energía, Ingeniería en Energías Renovables y de Tecnologías Energéticas. Además, está próxima la apertura de una carrera en energía sustentable.

Una de las próximas inversiones energéticas se encuentra a cargo de la firma Alten, cuyo proyecto presenta una vigencia de 15 años y pretende arrancar operación este año.

De acuerdo con información de la dependencia estatal, los especialistas también requerirán de la certificación por parte de organismos europeos para realizar la conectividad de celdas fotovoltaicas hacia el suministro de la Comisión Federal de Electricidad.

En total, las empresas energéticas instalarán más de 1 millón de páneles por cada uno de los cuatro parques fotovoltaicos de 300 megawatts. Cada parque requiere de 60 ingenieros especializados, según estimaciones de Sedec.

La secretaría trabaja en conjunto con la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria para enviar a un grupo de 10 instructores a certificar a dicho país para que posteriormente sean ellos los que impartan cursos en Aguascalientes.

Al 2020 se sumarán dos proyectos más, a cargo de las empresas Canadian Solar y Neoen, que en conjunto con los de Alten generarán una capacidad instalada de 1,000 megawatts.

Al respecto, el decano del Centro de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Luis Enrique Arámbula Miranda, aseguró que la carrera de Ingeniería en Energías Renovables presenta en la actualidad una alta demanda ante el escenario energético del país con la apertura de la reforma en el sector.

Explicó que la carrera se especializa en energía solar, en ventiladores solares, nuevas formas de hacer fotoceldas solares, eficiencia y calidad energética; se estudia “en dónde está la energía y qué soluciones se pueden dar”.

Al año, estimó se egresan entre 35 y 40 ingenieros, cifra que se podría doblar para los próximos años. En diciembre pasado egresó la primera generación.

“Está muy adecuado para el lugar y los tiempos que se viven en el país y el mundo. Con la apertura de la reforma energética, la baja de precios de los páneles solares, con la toma de conciencia de empresarios, es el punto de utilizar la energía limpia”, reveló.

Arámbula Miranda auguró que el panorama es alentador en el corto, mediano y largo plazo para el desarrollo de las energías renovables, dada la amplia gama que se puede aprovechar en el país.

En el 2019 se hará una revisión de la carrera para evaluar los cambios y necesidades del sector uso y se enfoque a éstos.

Posición de privilegio

Aguascalientes, consideró Rubén Cruz, socio líder de Energía y Recursos Naturales de KPMG en México, tiene una posición de privilegio para el desarrollo del ramo fotovoltaico en el marco de la meta de energía renovable que       tiene México para alcanzar 35% en el 2024.

Según la Comisión Reguladora de Energía, citó, el potencial promedio en territorio nacional  de radiación solar diaria es de alrededor de 5.5 kilowatts hora por metro cuadrado, superior al de otras ciudades del mundo como Sevilla y Leipzig (de 4.7 y 2.7 kilowatts hora/metro cuadrado por día, respectivamente) que presentan un desarrollo fotovoltaico importante.

Los retos de ejecución para las empresas que ganaron los proyectos, indicó, se encuentran en tener la disponibilidad de la tierra con los permisos y la interconexión, para ir en tiempo con los plazos marcados.

Comentó que las tres subastas de largo plazo que son renovables representan adiciones al sistema por cerca de 7,450 megawatts, por lo que también hay una oportunidad importante en aquellos sectores ligados a la generación y salida a la energía (todo lo que se encuentra ligado a líneas de transmisión, transformadores y potenciadores de energía).

“La interconexión y evacuación de la energía son importantes para romper ciertos circuitos que están saturados y poder interconectar zonas del país”, expuso

Otras regiones con potencial para detonar las energías limpias en México son Coahuila, Nuevo León, Sonora y Baja California, que presentan una alta radiación, por lo que son aptas para el desarrollo de energía fotovoltaica y eólica, en estados como Tamaulipas, Oaxaca, entre otros.

“Nuestro país ofrece gran potencial tanto en eólico como fotovoltaico”, detalló.

La convocatoria de la Cuarta Subasta Eléctrica de Largo Plazo se publicó la semana pasada. Como resultado de las tres subastas anteriores, se beneficiarán 19 estados de la República con el desarrollo de 70 nuevas centrales eléctricas, de las cuales 67 son de energías limpias; estos proyectos fueron asignados a 42 empresas de distintos países, que invertirán 9,000 millones de dólares en los próximos años.

[email protected]