Guadalajara, Jal. Sin el apoyo del gobierno federal, al final de la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19 Jalisco habrá perdido 155,000 empleos, de acuerdo con las proyecciones de representantes del sector empresarial y sindicatos obreros en el estado.

“En el primer mes, 45% de las empresas ha suspendido operaciones (...) 29% ha tenido recortes de personal, 36% ha pensado en cerrar; la disminución de ventas en el estado equivale a 70%”, señaló el secretario general de la CTM en Jalisco, Juan Huerta Pérez.

Cabe destacar que Jalisco es la segunda entidad del país con más trabajadores asegurados en el IMSS, con 1.8 millones de registrados al cierre de marzo del 2020, detrás de la Ciudad de México (3.4 millones).

En rueda de prensa conjunta, los integrantes del Pacto por la Estabilidad y el Empleo en Jalisco exigieron al gobierno federal una respuesta a sus peticiones antes del próximo 1 de mayo para evitar un mayor impacto económico, derivado de la emergencia sanitaria.

Los representantes del sector productivo demandaron la inmediata instalación de la Mesa Nacional de Reactivación Económica, a la que, de manera inicial se pide convocar a los secretarios federales de Relaciones Exteriores, Economía, Seguridad y Protección Ciudadana, Trabajo y Previsión Social y al director general del IMSS.

Asimismo, acordaron solicitar por escrito al Congreso de la Unión y al Ejecutivo federal, la reasignación del presupuesto de los proyectos para las refinerías, el aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya, y etiquetarlo para la atención de la pandemia.

Al Consejo General de Salud piden incluir en los sectores esenciales, aquellas actividades que pudieran desarticular la cadena de valor y poner en riesgo los compromisos internacionales de México, conforme a los tratados y acuerdos de los que el país es parte, así como reconocer las recomendaciones que la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial del Trabajo y demás entidades internacionales han hecho para la atención de la pandemia y la reactivación de las economías.

Empresarios y representantes sindicales reiteraron la urgencia de que el gobierno federal implemente un Plan para la Protección del Empleo y la Reactivación Económica que establezca como medidas una prórroga en el pago de impuestos para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Piden también la aplicación inmediata de fondos de Nafin y Bancomext a tasa cero, evitar la desarticulación de las cadenas de valor para el cumplimiento de los compromisos del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá y la revisión del pacto fiscal en una Convención Nacional Hacendaria.

“Es un tema de responsabilidad del presidente de la República, de los secretarios (federales) y de los Congresos, para salvar a la planta productiva de este país que es la que genera empleos”, afirmó el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Rubén Masayi González Uyeda.

Proyecciones

De acuerdo con las proyecciones del sector privado, al finalizar este mes se perderán 48% de las mipymes, y si no se cuenta con los apoyos necesarios de los gobiernos estatal y federal, advierten, la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en la entidad podría ser de hasta -13.6 por ciento.

“Ninguna empresa debería de quebrar; por eso, esta exigencia clara y precisa al gobierno federal”, indicó, por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Guadalajara, Xavier Orendáin De Obeso.

El Pacto por la Estabilidad y el Empleo en Jalisco lo integran la Cámara de Comercio de Guadalajara, el Consejo Agropecuario de Jalisco, la Confederación Patronal de la República Mexicana, el Consejo Mexicano de Comercio Exterior de Occidente, el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, y, por parte del sector obrero, la CTM, CROC, CROM y CROC-FROC.

estados@eleconomista.mx