Se dio el banderazo de la primera edición de El Fin Irresistible realizado por las tiendas de la cadena Walmart en el primer minuto de este jueves, un día antes de iniciar el ya conocido El Buen Fin.

Las familias comenzaron a tomar posiciones a partir de las 10:00 de la noche en la entrada del Sam's Club Universidad; algunas con las promociones ya identificadas principalmente en asadores y pantallas, otras aún lucían curiosas por las ofertas.

“Queremos un celular y un videojuego, ya estuvimos comparando precios en las páginas web de las tiendas, pero queremos ver qué tal está el precio aquí”, comentó Marisol quien venía acompañada al banderazo de “El Fin Irresistible” de su esposo y dos hijos.

Comenzó la cuenta regresiva en la entrada de la tienda: tres, dos, uno... los clientes comenzaron a correr entre vendedores para apartar pantallas Smart TV y LED principalmente, de entre 43 y 50 pulgadas con precios que rondaban entre los 6,000 y 8,000 pesos.

Gritos, euforia y emoción se vivían en el pasillo de electrónica. Algunos comparaban precios y marcas, otros solicitaban a los vendedores ayuda para llegar a línea de cajas, como Aldo quien llevaba una pantalla de 75 pulgadas.

Ya había comparado el precio. De hecho, vinimos ayer en la tarde y todavía en la mañana, incluso la comparamos en Liverpool y Palacio de Hierro. Ahí me costaba 2,000 pesos más, expresó Aldo.

Bastaron 15 minutos después de que se abrieron las puertas para que los clientes comenzaran a formarse en la línea de cajas con carritos con hasta dos pantallas de 40 y 50 pulgadas de marcas LG y Samsung, otros comenzaban a doblar la fila con asadores, aspiradoras Karcher, hornos de microondas, sillas para oficina, entre otros productos con atractivos descuentos.

Mientras tanto, el modulo de telefonía celular era cercado por los clientes quienes esperaban ser atendidos por los vendedores.

Otros pasillos como el de ropa y colchones comenzaban a ser visitados. Clientes con hasta cuatro unidades individuales y algunos matrimoniales; mientras que en el pasillo de alimentos comenzaban a llegar algunos curiosos para llevar algunas piezas de aceite y garrafones de agua.

Los pagos podían realizarse en efectivo con un descuento cercano al 20% del monto inicial o bien, podía liquidarse a 18 meses sin intereses con el beneficio de una bonificación inmediata de 4 meses.