Volkswagen se sumó a los planes del resto de la industria para reducir su producción ante la escasez de semiconductores para la operación eléctrica de los vehículos, por lo que parará la fabricación del modelo Jetta de un día a la semana hasta marzo.

“El desabasto de semiconductores resultante de la rápida recuperación de los mercados automotrices está causando una disrupción significativa en la producción global de vehículos para distintas armadoras”, informó la empresa alemana instalada en Puebla.

A través de un comunicado, Volkswagen explicó que el programa de producción para el modelo Jetta se ajustará por tres días, distribuidos en tres semanas distintas a partir de la presente semana y hasta el 5 de marzo. Esto es, una vez a la semana.

Desde diciembre pasado, el Grupo Volkswagen anunció que el impacto en sus fábricas sería revisado y que los procesos de fabricación se ajustarían debido a esta situación de escazes de chips.

En enero de 2021, la producción de Jetta -considerado como el cuarto modelo de mayor ensamble en el país- cayó 37.7% respecto al año pasado, al fabricarse sólo 9,349 unidades contra las 15,018 del año pasado.

La automotriz alemana informó que el volumen de producción de Jetta que se haya dejado de ensamblar durante el periodo de paro técnico, se recuperará en semanas posteriores.

Por su parte, el personal de este segmento de producción que tenga días de vacaciones disponibles los tomará.

Por su parte, hace unos días los dirigentes del sector, tanto de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), como la Industria Nacional de Autopartes (INA), advirtieron que este fenómeno de desabasto tardaría por lo menos, todo el primer semestre del año en curso, hasta en tanto no se ajuste la sobre demanda de la industria de tecnología.

 

kg