Seúl, Corea. Peter Cerdá, vicepresidente para América de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), declaró que es necesario que el gobierno mexicano establezca formalmente las fechas y metas para la puesta en funcionamiento del Sistema Aeroportuario Metropolitano (SAM).

Asimismo, mencionó que hace falta un plan formal y claro sobre cómo se va a utilizar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), definir cuáles son las necesidades en la construcción del aeropuerto en Santa Lucía y el tiempo que tomará construirlo, así como determinar qué vuelos irán al Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT).

“Necesitamos que el gobierno ya indique formalmente ese proyecto. La industria está lista, queremos aportar. Entendemos que éste es el sistema que se va a poner en marcha en la ciudad, pero si no tenemos una clara indicación del gobierno es difícil avanzar”, expresó en entrevista, durante la Asamblea General de la IATA, celebrada en Seúl, Corea.

Cerdá comentó que ha existido comunicación continua entre IATA y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Sin embargo, aún no se vislumbra una fecha para que las autoridades den el anuncio oficial del plan para el SAM, lo que dificulta la planeación a futuro de las líneas aéreas nacionales e internacionales.

Por otra parte, reconoció que, si bien IATA sabe algunas cosas sobre la expectativa del plan para el SAM, como la conversión de la Base Militar de Santa Lucía y la creación de una terminal nueva en el AICM, aún requiere más información, ya que para empezar a trabajar se necesita un plan formal con fechas y metas establecidas.

“Si no se sabe cómo se va a utilizar este sistema aeroportuario en la zona metropolitana, es difícil proyectar eso para incrementar la capacidad, los vuelos y los destinos. Por lo tanto, es importante que el gobierno ya haga oficial y notifique, no sólo a la industria, sino también a los ciudadanos, cuál va a ser el proyecto aeroportuario”, dijo.

El vicepresidente regional de IATA agregó que, dada la importancia del AICM, que se coloca como el segundo aeropuerto más importante de América Latina (después del Aeropuerto Internacional de Guarulhos, en Brasil), cualquier ineficiencia en el sistema aeroportuario tendrá consecuencias que repercutirán en el resto de la región.

Por su parte, Alexandre de Juniac, presidente del organismo internacional, indicó que Ciudad de México es el ejemplo claro de las deficiencias, porque “estábamos a la mitad de la construcción de un aeropuerto que solucionaría la famosa congestión aérea de esta ciudad y entonces el gobierno recién electo finiquitó la obra sin dar una alternativa viable”. En los meses previos a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, el entonces gobierno electo llevó a cabo una consulta popular para cancelar la construcción del entonces Nuevo Aeropuerto Internacional de México, que se construía en Texcoco, y que ya estaba avanzado a 30%, además de que 69% de su financiación estaba asegurado.

En su lugar, el gobierno prometió renovar las terminales de Ciudad de México y Toluca, además de la reconversión de la Base Aérea Militar de Santa Lucía en un aeropuerto de uso mixto, civil y militar.

Empresas, a la espera

Seneam debe liderar rediseño de espacio aéreo: aerolíneas

Seúl, Corea. Peter Cerdá, vicepresidente regional para América de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por su sigla en inglés), declaró que se encuentran en espera de que Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) tome el liderazgo y convoque a las aerolíneas a participar en el rediseño del espacio aéreo de la Zona Metropolitana del Valle de México, de cara a la reconversión de la base aérea militar en aeropuerto mixto (civil y militar), y la entrada en funciones del Sistema Aeroportuario Metropolitano, compuesto por las terminales del aeropuerto capitalino, el de Toluca y el de Santa Lucía.

NavBlue, la subsidiara de servicios aeronáuticos de Airbus contratada por el gobierno mexicano para llevar a cabo dicho estudio, informó a A21 que invitará a “diversos operadores y autoridades civiles” a participar en éste. Por su parte, el vicepresidente regional de IATA declaró que han estado en contacto con NavBlue, pero que esta tarea debe gestionarse oficialmente desde el organismo encargado de controlar el tráfico aéreo mexicano, Seneam.

“Aún no estamos participando como tal. Falta hacer una reunión oficial. Esto tiene que venir de Seneam. Ellos tienen que tomar el liderazgo y convocar a la industria. Como IATA, ahí estaremos para dar nuestro punto de vista a nivel operativo de cuáles son nuestras expectativas”, expresó el directivo.

De acuerdo con una nota publicada en El Heraldo de México, el gobierno federal ya recibió el estudio de reconfiguración del espacio aéreo por parte de NavBlue.