Un debilitamiento de la Organización Mundial de Comercio (OMC) beneficiaría a las grandes potencias económicas, afirmó Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía.

“Un sistema que no esté basado en reglas y disciplinas implica que la asimetría entre países dictaría el acontecer comercial, favoreciendo a las economías de mayor tamaño en detrimento de los beneficios del comercio para todos los actores en el mundo”, alertó la funcionaria este lunes en la inauguración del Seminario sobre la Reforma a la OMC, en la Ciudad de México.

La OMC es una organización internacional de 164 miembros que fue creada para supervisar y administrar las normas comerciales multilaterales, servir como foro para las negociaciones de liberalización comercial y resolver disputas comerciales.

Este último objetivo peligra puesto que a partir del 10 de diciembre próximo el Órgano de Apelación, una segunda instancia en la solución de disputas, sería paralizado al sólo quedar con uno de sus siete jueces (expertos, en el argot de la OMC), por la renuencia de Estados Unidos a reemplazarlos.

Estados Unidos ha tomado esa determinación como una medida de presión para generar una reforma interna a la OMC, con el propósito de reducir el número de miembros clasificados como “en desarrollo” y mermar sus beneficios consecuentes, así como aclarar las disposiciones vinculantes en materia judicial, erosionando lo que se perfila como un sistema de “justicia” y llevándolo más a uno “conciliatorio” a través de negociaciones.

Desde un enfoque particular, quiere además disminuir los beneficios de China en la OMC, quien está catalogado como un país en desarrollo y es el mayor comercializado de productos del mundo. China, por su parte, ha respondido que sus compromisos firmados han sido más que cumplidos.

Desde la perspectiva de De la Mora, la importancia de la economía internacional en la economía mexicana y su concentración en las economías más grandes como Estados Unidos, la Unión Europea, China o Japón confirman la importancia para México de la prevalencia de un sistema mundial de comercio basado en reglas, disciplinas claras y mecanismos efectivos de solución de disputas.

Las tensiones actuales que se viven en el comercio internacional y los continuos cuestionamientos al funcionamiento de la OMC han derivado en un conjunto de iniciativas individuales o en asociación que buscan reformar la Organización y fortalecer su papel central en el sistema multilateral de comercio

“La doble condición de México como país en desarrollo y su inserción en el comercio internacional plantea su ineludible activa participación en las diversas iniciativas para la modernización y la reforma de la OMC que permitan darle viabilidad y que garanticen su legitimidad y credibilidad como el organismo que ha sido hasta ahora. El desafío para la OMC no es menor”, dijo De la Mora.

[email protected]