Juan Carlos Gallaga, quien fue comisionado de Autorización Sanitaria de Cofepris, durante su gestión retenía expedientes y atrasaba la entrega de resoluciones sobre autorizaciones de medicamentos y dispositivos médicos, determina un documento incluido en un expediente de más de 200 páginas en poder de El Economista.

El documento revela que sus movimientos bancarios registran transferencias en sus cuentas que no coinciden con sus ingresos como funcionario, provenientes de empresas reguladas por la Cofepris, por montos de hasta 300,000 pesos.

A Gallaga se le obligó a renunciar en marzo del 2018 y los miembros de su equipo, integrado por Alfonso y Alejandro Chavoya, Guadalupe Annabel González Carmona, Katia Lilian Ruiz Noria, René Valdovinos Sánchez, Adriana Hernández Trejo y María de la Luz Lara Méndez, fueron cesados por pérdida de confianza.

Tras su salida de la Cofepris, una auditoría confirmó que el área a cargo de Gallaga había guardado 1,670 expedientes ingresados de 2015 a 2017, en cajas cerradas en el sótano y de los cuales varios aún siguen extraviados y sin localizar.

El informe precisa que  la Comisión de Autorización Sanitaria, la Dirección Ejecutiva de Autorización de Productos y Establecimientos, la Subdirección Ejecutiva de Servicios de Salud y Dispositivos Médicos y la Gerencia de Material de Curación, Equipo Médico, Prótesis y Productos Higiénicos “almacenaban expedientes y los ocultaban (...) evitando con dolo que se diera respuesta a trámites prevenidos, sumando la falta de supervisión a los colaboradores adscritos y evitando con dolo que se diera respuesta a trámites prevenidos, y que no se entregaran registros sanitarios autorizados en tiempo y forma”.

Inversiones por $535,000 cada 90 días

El expediente da un reporte patrimonial donde los bienes de Gallaga estarían a nombre de su esposa, Juventina Bañuelos Robles, quien tiene propiedades en Irapuato, otra en Arandas, Jalisco, y un terreno de 4,000 metros cuadrados en la Ex Hacienda de Arandas, que según el folio colinda con al menos una propiedad a nombre de Gallaga Solórzano.

Se menciona que su esposa, quien no tiene antecedentes laborales, desde octubre del 2016 deposita y retira un promedio de 535,000 pesos cada tres meses en una cuenta de inversión a plazo fijo en Banamex y no declara impuestos por dicha inversión pues su registro ante el SAT está suspendido desde junio de 2007.

Asimismo, se menciona a los hijastros de Gallaga, de apellido Loaeza Bañuelos, cuyos depósitos en sus cuentas bancarias no coinciden con sus ingresos.

Doble plaza, en Cofepris y Guanajuato

Otro nombre mencionado como cercano a Juan Carlos Gallaga es Norma Angélica Moreno Ponce, quien siempre habría sido parte del equipo de Gallaga en Cofepris. Ella posee una de las dos tarjetas de crédito adicionales de Gallaga; la otra estaba a nombre de su esposa, Bañuelos Robles.

Moreno Ponce y Gallaga, antes del ingreso de ambos a Cofepris, coincidieron en el Instituto de Salud Pública del estado de Guanajuato durante al menos 10 años. Allí, Moreno Ponce mantuvo su plaza pese a estar ya en la nómina de Cofepris. Es decir, por años estuvo ocupando dos puestos de gobierno en distintas entidades.

Por otro lado, la investigación reporta dos cuentas bancarias en HSBC a nombre de Gallaga Solórzano, en las cuales entre mayo 2014 y abril de 2017 estuvo haciendo depósitos por sumas no menores a 145,000 pesos a los ubicados como sus operadores financieros habitantes de Guadalajara, Jalisco, entre ellos José Núñez Pérez, Carlos Espinoza Marín, Carlos Villanueva, Reyna Zafiro Vázquez, todos vinculados a una empresa llamada Asesores Jurídicos Profesionales cuya información en la web afirma ofrecer servicios tan disímbolos como asesoría jurídica, administración de casas, remodelaciones, gestoría, cirugía general, clínica dental y seguros de vida y automóviles. Asimismo hay depósitos registrados para personas vinculadas a la empresa Gonsirket.

En el equipo de transición

Juan Carlos Gallaga, después de haber dejado su puesto en Cofepris, en marzo pasado, reapareció en la escena pública en octubre, al llegar a la propia comisión como uno de los coordinadores del equipo de transición, encabezado por el médico José Novelo Baeza.

En este equipo participan también Juan Pablo Villa, Pedro Flores Jiménez, María de la Luz Lara Méndez (quien estuvo entre las cesadas de Cofepris en abril) y Guadalupe Annabel González Carmona. Las reuniones de dicha transición de Cofepris empezaron el 17 de octubre y se han realizado cinco reuniones, la última el 8 de noviembre pasado.

[email protected]