Sao Paulo.- Los 13,000 trabajadores de la mayor fábrica Volkswagen de Brasil, en el estado de Sao Paulo, iniciaron este martes una huelga indefinida en protesta por el despido de 800 empleados, informó el sindicato metalúrgico.

Según la central de Metalúrgicos de ABC, los empleados despedidos fueron notificados a través de "cartas que les decían que no volvieran a sus puestos de trabajo después de las vacaciones".

Otros 1,300 funcionarios pueden ver en riesgo su trabajo, según la organización.

La mayoría de obreros permanece en sus puestos "de brazos cruzados, sin trabajar", dijo a la AFP una fuente del sindicato.

Volkswagen señaló en un comunicado que en los dos últimos años Brasil vive un "escenario de retracción de la industria automovilística" que impactó en los resultados de la empresa y especialmente en la unidad de Anchieta.

Volkswagen recordó que antes de los despidos tomó medidas que "resultaron insuficientes" como el recorte de la contratación de servicios.

Sin embargo, "por el acuerdo, negociado en el 2012, no podían efectuarse despidos en la fábrica de esta forma unilateral, como ocurrió", replicó el secretario general del sindicato, Wagner Santana.

La planta de Anchieta, ubicada en Sao Bernardo do Campo (estado de Sao Paulo) es la fábrica de Volkswagen más grande y antigua de Brasil, y emplea a cerca de 13,000 trabajadores.

Allí se producen, según la empresa, los modelos Gol G4, Novo Gol, Saveiro, Polo, Polo Sedan y Kombi.

Este martes, la federación de concesionarias de vehículos (Fenabrave) informó que las ventas de vehículos en Brasil registraron una caída de 7.15% en el 2014, el volumen más bajo en cinco años.

Brasil cerró su cuarto año de débil crecimiento económico, con perspectivas del mercado de un alza en el PIB cercano a cero para el 2014. La proyección es de un crecimiento de 0.5% para el 2015.

mac