Ante el panorama aún “complicado” que enfrenta el mercado mexicano con la permanencia del semáforo epidemiológico en rojo en varias entidades del país, Toyota México proyecta la venta de 80,000 vehículos para el 2021, cifra menor a diferencia de los años anteriores, cuya meta era superior a las 100,000 unidades vendidas.

Guillermo Díaz, vicepresidente de operaciones de Toyota Motor Sales de México, comentó que el objetivo de ventas es alcanzar el 8% de la participación del mercado mexicano, con más de 80,000 unidades de las cuales un 20% serán vehículos con tecnología híbrida con el compromiso de reducir las emisiones contaminantes.

En conferencia de prensa virtual sobre la proyección comercial del 2021, el directivo de la marca japonesa respondió que este año “todavía pinta como año complicado por los semáforos rojos, ojalá no tengamos tantos de estos semáforos porque los puntos de venta en general de la industria están cerrados y eso complica el tema de comercializar vehículos”.

No obstante, Marisol Blanco, gerente de relaciones públicas de Toyota, dijo que la apuesta en ventas de la marca estará centrada en los vehículos híbridos, pues al cierre del 2020, la marca alcanzó el 75% de participación de mercado en tecnología híbrida. Abundó que nuestro país se coloca como el segundo con mayores ventas del modelo híbrido Prius, después de Japón.

Durante 2020, Toyota vendió 13,055 unidades hibridas, representó 17% de las ventas de la marca en México, al poseer cinco modelos de esa tecnología: Prius, Prius C, Corolla, Camry y RAV4, siendo Prius el más vendido.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), se prevé que la comercialización de autos en el mercado mexicano aumente 11% durante el 2021, al esperar 1 millón 55,000 unidades al cierre del año.

Toyota comentó que si las condiciones mejoran en los meses venideros podrían ajustar al alza su proyección de ventas, pero la marca japonesa está en constante análisis sobre el comportamiento macroeconómico de la industria y las variables macroeconómicas del país, como el tipo de cambio y realiza cálculos para los pronósticos de la demanda.