El sargazo representa una oportunidad de negocio en la industria de la construcción, afirmó Ricardo Lambretón López-Ostolaza, experto en la industria constructora, al referir que se pueden elaborar ladrillos orgánicos que sirven para la elaboración de casas a bajo costo.

Un buen uso del sargazo dará la oportunidad de construir las primeras casas con este material, las cuales tendrán dimensiones de 40 metros cuadrados y en las cuales se utilizarán aproximadamente 20 toneladas de sargazo, el costo del material y mano de obra es aproximadamente de 150,000 pesos.

Con este nuevo enfoque, se puede controlar la problemática del sargazo existente en el Caribe mexicano y darle otro uso sustentable dentro de la industria de la construcción, señaló. 

“El avance de la industria nos ha dado la oportunidad de crear viviendas o cualquier tipo de construcción de forma ecológica y económica;  es por ello que debemos aprovechar este tipo de problemáticas dándole un mejor uso y no desperdiciarla”, consideró.

En estos momentos dicha alga es abundante y se encuentra en cualquier parte del Caribe mexicano, por lo que su utilización dentro del sector de construcción ha traído múltiples ventajas, sobretodo económicas ya que un ladrillo con este material representa un precio accesible,  además de seguridad, de acuerdo con estudios realizados por la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, los ladrillos demostraron tener una durabilidad y resistencia de hasta 120 años.

“Es increíble cómo pudo surgir la oportunidad de ayudar a comunidades con esta problemática, que ahora es vista como un gran impacto social hacia las zonas que se encuentran en pobreza extrema”, mencionó Ricardo Lambretón.