Las entradas totales de turistas internacionales al país registraron su peor arranque de año durante este enero de 2021. En línea con las nuevas restricciones sanitarias por el rebrote de Covid-19, durante este mes se registró una caída de 12% en el total de ingresos en comparación con el registro de diciembre. Adicionalmente, con la crisis en el sector turístico también ha caído de manera importante la entrada de divisas al país; sólo en este lapso los ingresos turísticos cayeron 26 por ciento. 

Este primer mes del año ingresaron al país 3.8 millones de turistas, mientras que en diciembre las entradas alcanzaron un nivel de 4.3 millones, de acuerdo con cifras de las Encuestas de Viajeros Internacionales (EVI) del Inegi. Aunque enero suele ser un mes con caídas mensuales por el rebote de la alta afluencia de turistas en temporada decembrina, ésta ha sido la caída más fuerte para un inicio de año.

Esta cifra de entradas totales suma los ingresos al país de todos los tipos: los asociados a la migración (turistas fronterizos), los de entrada por salida (excursionistas) y los asociados al turismo real (turistas de internación). Si se clasifica exclusivamente a este último grupo, se observa que México recibió solamente 822,459 viajeros que pasaron al menos una noche en el país y que ingresaron por motivos laborales, recreativos, familiares o culturales. 

Estos resultados son, además de una importante caída respecto del mes previo, una profundización de la tendencia que ya seguía el sector desde la llegada de la pandemia Covid-19. Las llegadas internacionales, especialmente en la categoría de turismo de internación, se mantienen en niveles muy inferiores a los previos a la crisis sanitaria. 

Menos turistas, menos divisas 

La crisis sanitaria también generó una contracción importante en la entrada de divisas relacionadas al turismo. El grupo de visitantes internacionales que mayor gasto ejercía dentro del país es justamente el grupo de turistas de internación, que ha sido el que más se ha reducido con la pandemia. 

En diciembre del 2020 los ingresos totales de divisas por concepto de turismo habían logrado recuperarse; para enero del 2021 volvieron a caer. Este inicio de año México recibió 934 millones 054,971 dólares por la entrada de turistas internacionales, mientras que el mes previo alcanzó 1,269 millones 942,814 dólares. 

En comparación anual, la entrada de divisas por turismo también se mantiene muy alejada de los niveles prepandémicos. 

El sector turístico ha sido uno de los más golpeados por la emergencia sanitaria, adicional a los ingresos de turistas y divisas, los niveles de ocupación hotelera y recepción de comensales en los restaurantes también se mantienen con mínimos históricos. 

Se espera que con la campaña de vacunación masiva la reactivación económica, y especialmente los flujos turísticos, acelere durante el primer semestre del 2021.