Con la finalidad de conciliar de manera inmediata las quejas que pudieran surgir durante la edición de este año de El Buen Fin, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) pone a disposición de los consumidores el sistema Conciliaexprés.

La conciliación exprés es una manera rápida de solucionar reclamaciones en materia de compra y consumo de productos o servicios a través del Teléfono del Consumidor (Telcon), con proveedores que previamente se encuentran registrados en el servicio de Conciliaexprés y sin necesidad de que tenga que acudir a una oficina de la Profeco en el país.

Actualmente, el programa tiene a 85 proveedores inscritos, entre cuyos giros comerciales se encuentran despachos de cobranzas, tiendas departamentales, aerolíneas, comercios en línea, mueblerías, gas natural, automotriz, tiendas especializadas en camas y colchones y zapaterías. 

La Profeco ofrece una conciliación inmediata llamando al Telcon 5568-8722 o desde el resto del país al (01800) 467-8722 y en un horario de 9 a 21 horas. Al manifestar el problema, un representante de la procuraduría contacta al proveedor a fin de que éste y el consumidor lleguen a un acuerdo favorable para ambos.

De acuerdo con el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield Padilla, lo que se busca es evitar las largas filas de consumidores en las 36 oficinas de la dependencia.

El funcionario indicó que, a través de esta herramienta, el promedio de resolución es de 15 minutos y 82% de conciliación favorable para el consumidor.

De tal manera que si detecta publicidad que considere engañosa en algún medio masivo de comunicación (televisión, radio, prensa escrita —volantes periódicos, espectaculares—, internet, redes sociales) o que algún establecimiento o tienda departamental incumpla con el descuento o la promoción será importante que denuncie.

Cabe señalar que, de acuerdo con la Profeco, durante El Buen Fin 2018, los principales motivos de reclamaciones fueron por incumplimiento de ofertas o promociones, publicidad engañosa y porque no se respetaban los precios. Los proveedores con más reclamaciones fueron Walmart, Sam’s Club y Liverpool.

[email protected]