El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó que el mes de noviembre se crearon 76,228 empleos formales, la cifra más baja en generación de empleo desde hace más de una década para un mismo mes; y comparada con el 2018, la generación de puestos de trabajo cayó 25 por ciento.

Considerando el primer año de gobierno de la pasada administración, y la que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, la caída en la generación de puestos de trabajo fue de 36.7% en noviembre del 2019.

De acuerdo con especialistas, la generación de menos plazas laborales obedece, entre otras razones, a la incertidumbre que hay en la economía mexicana, así como a la falta de planes de inversión, muchas empresas prefieren mantener sus plantillas laborales sin movimiento.

Cabe destacar que durante la crisis del 2008 el empleo reportó una pérdida de caso 60,000 puestos de trabajo; mientras que en este año los nuevos empleos no responden a la demanda anual del mercado de trabajo, pues se requieren más de 1.2 millones.

En lo que va del año, refiere en su reporte mensual el IMSS, “de enero a noviembre, la variación del empleo es de 724,287 puestos, de los cuales, 79% corresponde a empleos permanentes”.

La creación de empleo en los últimos 12 meses es de 345,726 puestos, un crecimiento anual de 1.7%, el más débil desde febrero del 2010.

Al respecto, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial, comentó que “en los meses por venir se tendrá que atender la consecuencia que la debilidad industrial puede tener para el mercado laboral y el consumo privado”. Añadió que “es particularmente delicado” porque la recesión industrial doméstica se ha exacerbado por la marcada desaceleración de la industria de Estados Unidos.

Cabe señalar que el reporte del IMSS indica que el crecimiento anual es impulsado por el sector de comunicaciones y transportes, con un avance de 5.3%; comercio, con 2.6%; y servicios para empresas, con 2.3 por ciento.

En tanto, los sectores que han reportado números negativos son: construcción, con menos 1%; extractiva, 0 por ciento; eléctrica y transformación no alcanzaron 1 por ciento.

La mayoría de los estados de la República Mexicana apenas registró una generación de empleo de 1%; mientras que nueve entidades estuvieron en cero o en el peor de los casos, como Guerrero, Morelos o Coahuila, que pasaron a números negativos.

Dado el comportamiento que ha reportado la generación de empleo, los analistas económicos que encuesta cada mes el Banco de México estiman que al cierre del 2019 se tendrán menos de 400,000 empleos nuevos, y “aún falta que se reporte el mes de diciembre, pero normalmente se pierden puestos de trabajo, el año pasado fueron alrededor de 300,000, lo que refleja que no será un buen año para el empleo”, añadió De la Cruz.

No obstante, la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde Luján, ha señalado que si bien la generación de empleo está por debajo de los años anteriores, también debe considerarse que se ha sumado a alguna actividad productiva un número importante de mexicanas y mexicanos.

Así los trabajadores del hogar sumaron en el mes de noviembre 13,533 personas; mientras que Jóvenes Construyendo el Futuro sumó en el IMSS 804,649; y se consideran los otros seguros, como el Seguro de Salud para la Familia y Continuación Voluntaria del Régimen Obligatorio, que alcanza 1.2 millones más de personas.