Con el objetivo de conseguir una transformación de fondo en las operaciones de PepsiCo, su estrategia de sustentabilidad  pep+ (PepsiCo Positive) está basada en tres pilares que impulsan acciones y objetivos para incrementar el estándar de la industria hacia 2030.

“Estos pilares son Agricultura Positiva, Cadena de Valor Positiva y Elecciones Positivas. Con el primero pretendemos implementar prácticas de agricultura regenerativa para toda nuestra huella agrícola en el planeta; es decir, casi 3 millones de hectáreas. Esta meta tiene a México como una de sus prioridades gracias a nuestros programas de cocoa, plátano y aceite de palma en el sureste del país, y nuestro programa de trigo en Guanajuato y Michoacán”, comentó Roberto Martínez, presidente de PepsiCo México.

Sobre el pilar Cadena de Valor Positiva se considera como la hoja de ruta para convertirse en una empresa con emisiones netas cero en 2040, así como para llegar a ser net water positive en 2030 (es decir, restablecer más agua de la que consumen) y limitar el uso de plástico virgen por ración en 50% del portafolio global de alimentos y bebidas.

Mientras a través de Elecciones Positivas evolucionará el portafolio de productos, lo que significa diversificar ingredientes, fortalecer la categoría de nueces y semillas, y reducir los azúcares añadidos y el sodio en todos los productos.

Cabe destacar que PepsiCo está presente en más de 200 países y territorios, y utiliza más de 25 cultivos procedentes de casi 2.8 millones de hectáreas en 60 países diferentes, por lo que la oportunidad y responsabilidad que tiene para ayudar a construir un sistema alimentario más sostenible es amplia.

“Al hacer lo que es correcto para las personas y el planeta, buscamos posicionarnos como uno de los principales actores del mercado al establecer conexiones más fuertes y leales con nuestros consumidores y clientes, mientras nos comprometemos de forma significativa con nuestros colaboradores y construimos raíces más profundas en nuestras comunidades. Con pep+ como guía, estamos tomando un papel de liderazgo en la transformación del sistema alimentario mundial”, destacó Roberto Martínez.

En cuanto al tema de reducción de emisiones, la compañía migrará a electricidad 100 % renovable para 2040 alrededor del mundo. En México ya se alcanzó dicho objetivo en junio de este año, seis meses antes de la fecha que fijada inicialmente. A escala global, este hito supondrá un ahorro de más de 180,000 toneladas de emisiones de CO2, equivalente a la captura de carbono realizada por más de 7 millones de árboles. En el rubro de agua, en el país se ha aumentado la inversión para reducir el consumo de agua, al tiempo que se han establecido alianzas con gobiernos y organizaciones para garantizar un acceso justo y digno en las zonas donde más se necesita.

“Hoy, nuestros sistemas de riego ahorran 30 millones de metros cúbicos de agua por año, lo que equivale al consumo anual de 89,000 familias. También hemos tenido avances importantes con nuestro programa Agrovita ya que desde su lanzamiento (en abril de 2021) hemos vinculado a 323 productores en el sureste del país, pero el programa correrá a lo largo de tres años, periodo en el que se planea beneficiar a más de 900 productores”, acotó el directivo.

La elaboración de productos requiere una amplia variedad de cultivos e ingredientes, y desde PepsiCo consideran que las prácticas agrícolas sustentables serán críticas para satisfacer la creciente demanda de alimentos, al mismo tiempo que abordan algunos de los riesgos clave que pueden asociarse con la agricultura, como el estrés hídrico, la deforestación, la pérdida de biodiversidad, la degradación del suelo y los derechos humanos.

“PepsiCo Positivo es el futuro de nuestra empresa: la sustentabilidad establecerá cómo crearemos valor para nuestros accionistas y todas nuestras partes interesadas. Sabemos muy bien que los consumidores están cada vez más interesados en el futuro del planeta y de la sociedad. Nuestros stakeholders nos piden más, y con toda la razón. Esa es precisamente la clave de la estrategia: pep+ guiará la manera en que transformaremos nuestras operaciones, desde cómo nos abastecemos de nuestros ingredientes y cómo creamos y vendemos nuestros productos de una manera más sostenible hasta cómo aprovechamos los millones de interacciones diarias con nuestros consumidores en México y el mundo, para ayudarlos a tomar las mejores decisiones para ellos mismos y el planeta”, finalizó Roberto Martínez.

viridiana.diaz@eleconomista.mx