Pemex Exploración y Producción (PEP) recuperará los 395 millones de dólares que había depositado como garantía en la apelación que se promovió contra una sentencia que le había sido adversa y que favoreció a Corporación Mexicana de Mantenimiento Integral (COMMISA).

En un comunicado, la paraestatal detalló que de este modo, tras la orden judicial emitida en Nueva York para Petróleos Mexicanos (Pemex), concluye una de las etapas del procedimiento judicial iniciado en diciembre de 2004.

En ese entonces, PEP rescindió administrativamente el contrato celebrado con COMMISA para la construcción de dos plataformas en altamar, debido a diversos incumplimientos por parte de la empresa filial de la compañía estadunidense Kellog Brown & Roots.

Por lo anterior, COMMISA inició un arbitraje contra PEP que fue resuelto en diciembre de 2009, obligándolo a pagar a COMMISA 293 millones de dólares más intereses.

A su vez, PEP abrió un proceso judicial en México y en octubre de 2011 se declaró la nulidad del laudo arbitral, debido a que la recisión administrativa no podía ser objeto de arbitraje por tratarse de un acto de autoridad.

Previamente, en enero de 2010, COMMISA había solicitado ante la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York el reconocimiento y la confirmación del laudo arbitral, lo cual fue resuelto a favor de dicha empresa en noviembre de ese mismo año.

Ante ello, PEP apeló dicha resolución ante la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito en Washington D.C., la cual anuló la sentencia en febrero de 2012, considerando que el laudo arbitral había sido anulado en México.

En ese sentido, Pemex recordó que para evitar cualquier tipo de ejecución durante la apelación, PEP depositó como garantía la cantidad de 395 millones de dólares y que ahora le serán devueltos por orden judicial.

apr