La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) dijo el viernes que usó 49.9% de las acciones de su filial en Estados Unidos, Citgo Petroleum, como garantía para nuevos préstamos, dos meses después de emplear 50.1% restante como respaldo de una operación de canje de bonos.

Una publicación de la industria financiera conocida como Redd Intelligence informó esta semana que las acciones de Citgo habían sido prometidas como garantía de un préstamo por 1,500 millones de dólares de la petrolera rusa Rosneft, citando una fuente y una declaración en el estado de Delaware.

"Al igual que PDVSA se apalancó en el mes de octubre utilizando como garantía el 50.1% de Citgo para la operación de canje de bonos, ha usado 49.9% restante para el levantamiento de nuevos financiamientos", dijo la compañía sin ofrecer más detalles.

NOTICIA: PDVSA afronta la mayor crisis de su historia

Sin embargo, aclaró que su filial Citgo le sigue perteneciendo.

"Cualquier empresa de clase mundial, como Petróleos de Venezuela, utiliza sus activos para el respaldo de sus transacciones y el apalancamiento de sus inversiones, razón por la cual es totalmente falso que se estén cediendo activos a terceros", explicó.

Los conocidos problemas de flujo de caja de PDVSA aumentaron en los últimos meses debido a los bajos precios del crudo, lo que está afectando a los ingresos por exportaciones del país socio de la OPEP.

Reuters no pudo obtener inmediatamente comentarios de Rosneft.

NOTICIA: PDVSA retrasa pago por 404 mdd

Citgo posee tres refinerías y una red de terminales y oleoductos en Estados Unidos.

Líderes de la oposición venezolana dijeron que la operación con Citgo es una evidencia de que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro está recurriendo a activos estatales para cumplir con sus compromisos financieros.

En su declaración del viernes, PDVSA dijo que medios de comunicación y opositores buscan con "especulaciones, rumores e informaciones tendenciosas" perjudicar a la empresa.

NOTICIA: PDVSA consigue 1,448 mdd para aumentar producción de crudo

La estatal petrolera logró en octubre postergar hasta el 2020 el pago de unos 2,798 millones de dólares en bonos que vencían en el 2017, al canjear el equivalente a 39.4% de las notas en manos de inversores.

abr