La empresa de origen español OHL dejó atrás el color amarillo de su logo y se volvió azul desde este martes al transformarse en OHLA bajo la presidencia del mexicano Luis Amodio, quien afirmó que el grupo tiene un compromiso “con la transparencia, la ética, el buen gobierno y la sostenibilidad” como ejes tractores de su crecimiento.

“Se inicia una nueva etapa en la que la compañía afrontará grandes desafíos apostando por un crecimiento sostenido. Y lo hará contando con una estructura de balance fortalecida tras haber culminado con éxito su reciente operación de refinanciación y recapitalización. Esta operación ha permitido reducir en más de 105 millones de euros su apalancamiento y ha impulsado sus fondos propios en cerca de 180 millones de euros”, explicó OHLA.

En la presentación, Luis Amodio (propietario del mexicano Grupo Caabsa, junto con su hermano Mauricio) estuvo acompañado del consejero delegado, José Antonio Fernández Gallar, quien refirió que el grupo está preparado para abordar los cambios de tendencias: conscientes de esta realidad, vamos a desarrollar infraestructuras que impulsen un crecimiento sostenido y en las que las fórmulas de colaboración público-privada tendrán un protagonismo destacado. Las líneas de negocio de construcciones y concesiones son las que impulsan las actividades de OHLA.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx