“Tengo muchas promociones para hacer más atractivo un producto. (...) Y no lo voy a negar: sí pago dinero”, dijo Toño Esquinca, conductor y director de Alfa 91.3 y de 97.7 Lo Que te Mueve, de Grupo Radio Centro, y centro de la polémica entre este grupo radiofónico y 6 compañías competidoras, que lo acusan de ofrecer dinero a la audiencia para manipular los ratings.

En entrevista con Carmen Aristegui esta mañana, Toño Esquinca defendió la entrega de dinero como una estrategia promocional y como un estudio de mercado, no como un estudio de medición de audiencias, como se le señala. “Esta es la gran confusión y creo que esto fue lo que más motivó a personas que estaban de alguna manera vigilándome, viéndome, escuchándome”, dijo Esquinca, uno de los conductores más populares y de mayor audiencia de la radio mexicana con su programa Toño Esquinca y la Muchedumbre.

Sobre su estrategia promocional, dijo: “Empecé a hacer un estudio de mercado, porque siempre me ha importado tener y ofrecer un producto de calidad que obviamente es algo que servía como una encuesta, para mí y para mi estación, en lo que llamamos Alfa Diarios”. A través de esos diarios —que son unas hojas con distintas preguntas como “¿Qué música oyes?”, “¿Recuerdas que estación escuchaste ayer, antier?”, “Nombra tres estaciones favoritas, aparte de Alfa”, según describió Esquinca—  el conductor ofrecía dinero a cambio de las respuestas.

Esto, de acuerdo con Esquinca, “ofendió” a la competencia de Grupo Radio Centro, que el 2 de mayo publicaron un comunicado para denunciar la estrategia. “Es una irrefutable muestra de los intentos de manipular los resultados de los estudios de medición de audiencias de radio, a favor de las emisoras de Grupo Radio Centro y en contra de las mejores prácticas sobre investigación de mercado, la industria de la publicidad y la radiodifusión en sí misma. (…) Nos manifestamos en contra de estas prácticas, a favor de la unidad y el sano crecimiento de la industria de la radio en México”, manifestaron Grupo ACIR, Imagen Radio, MVS Comunicaciones, NRM Comunicaciones, Televisa Radio y Grupo Radio Fórmula en el comunicado.

Al día siguiente, el 3 de mayo, Grupo Radio Centro contestó también con un comunicado y retó a sus competidores a realizar auditorías a sus estudios de audiencias y transparentar los resultados; además, pidió revisar las metodologías de la casa de medición INRA, “cuyos resultados tienden a distanciarse de los de otras casas encuestadoras, mucho más allá del margen de error típico”.

Esquinca dijo a Aristegui esta mañana que su estrategia promocional estaba destinada a recabar información de índole mercadotécnica y no como registros de audiencia y destacó que acudió a la 59º Semana de la Radio y la Televisión, que organizan los industriales de la radiodifusión agrupados en la CIRT, a “dar la cara”. “Yo lo reconocí, y tú bien lo sabes y de hecho mi jefe (Francisco Aguirre) lo dijo y yo fui el primero en reconocerlo el miércoles en la CIRT, fui el primero en ir a dar la cara: 'Oigan si esto está confundiendo o está dando pie, esto fue de manera personal, fue una iniciativa personal, mía, para Alfa'”, dijo Esquinca. “A mí me vale un cacahuate si la gente fulana o zutana midan como tengan que medir, pero resulta ser que se vieron ofendidos estos 6 grupos porque estaba yo supuestamente manipulando. El desplegado se me hizo muy agresivo. El desplegado estaba dando a entender que yo era una manipulador y que estaba entorpeciendo y echando a perder la industria del radio y su medición”.

—¿Ofreciste dinero? —le preguntó Aristegui.

—Sí. Repartí estos diarios, llámale encuestas, llámale evaluaciones. (...) Yo no dije cuánto dinero, porque así como regalo boletos para conciertos o regalo electrónicos o licuadoras o cualquier tipo de promoción que a la gente le interesa. Estamos en un país que se las está viendo económicamente difícil. Yo prefiero regalar dinero.

Sobre INRA, Esquinca dijo que “es muy sospechoso” que compañeros de la radio a quien “nadie los oye, nadie los conoce”, estén en los primeros lugares de las mediciones de esta casa. “Yo sí estoy de acuerdo, y no puedo decir como mi jefe lo dice que son corruptos, pero sí puedo decir que es muy extraño y es muy difícil de creer, como lo marcan otras agencias internacionales. ¿Por qué INRA pone en primeros lugares a las estaciones que absolutamente nadie oye? (...) Me refiero a las estaciones que curiosamente firmaron este desplegado. (...) Es impresionante que una estación como Oye esté en primer lugar o Exa y a mí me manden al décimo lugar”.