Microsoft mostrará el jueves la primera gran renovación de su sistema operativo Windows desde 2015.

El software que convirtió a Microsoft en un nombre familiar y dominó las computadoras personales durante años ha sido superado en popularidad por los dispositivos que usan software de Apple y Google, pero sigue siendo fundamental para la fortaleza de la firma en el mercado corporativo.

El sistema operativo actualizado también buscar resultar atractivo para las personas, que han ayudado a aumentar de forma considerable la venta de PCs durante el año pasado debido a las prácticas de trabajo desde casa adoptadas durante la pandemia de Covid-19.

Los analistas esperan que el sucesor de Windows 10 se llame Windows 11 y contenga actualizaciones para los usuarios comerciales que podrían facilitar su uso con configuraciones de dos monitores. También podría contener actualizaciones para los fanáticos de los videojuegos, otra importante base de clientes de Microsoft, incluyendo una aplicación de Xbox.

Microsoft podría ofrecer también más detalles en el evento de lanzamiento en línea del jueves sobre sus planes para una tienda Windows renovada.

La compañía redujo recientemente las comisiones de los juegos vendidos a través de la tienda al 12%, por debajo del 15% que recauda en las aplicaciones regulares, y ha sido crítica con la App Store, que cobra comisiones del 30% y requiere desarrolladores para utilizar sus sistemas de pagos integrados.

Windows impulsó el ascenso de Microsoft en los años 90, cuando los PCs se convirtieron en un elemento fijo para empresas y consumidores. No obstante, el sistema operativo quedó en segundo plano frente al iOS de Apple y Google de Alphabet Inc , ya que los móviles desplazaron a los PCs como el dispositivo informático principal para miles de millones de usuarios.

Windows sigue siendo una de las plataformas más grandes en el mundo de la tecnología, y el segmento de computación personal de Microsoft —que incluye los ingresos de Windows de empresas y consumidores— representa 48,200 millones de sus 143,000 millones de dólares de ingreso en su año fiscal más reciente.

Windows 10, la versión más reciente, tiene 1,300 millones de usuarios, casi la misma base de dispositivos instalados de Apple de 1,650 millones de usuarios, pero menos de la mitad de los 3.000 millones del Android de Alphabet.

Entre los PC y los portátiles, Windows perdió parte de su cuota de mercado en 2020 frente al Chromebook de Google, ya que los colegios optaron por dispositivos más baratos para el aprendizaje en línea, pero aún retuvieron una participación de mercado superior al 80%, según la firma de datos IDC.