Bogotá, Col. México es el tercer mayor inversionista para Colombia, con una participación de 11.8% del valor total de las inversiones, sólo después de España y Estados Unidos, que representan 18 y 14.6%, respectivamente.

Durante el 2017, México generó una Inversión Extranjera Directa (IED) de 1,717.4 millones de dólares para el país sudamericano, según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

La IED en Colombia superó el año pasado 14,000 millones de dólares; el grueso de esa inversión llegó a sectores no minero energéticos, “eso quiere decir que existe la confianza en otros sectores de la economía colombiana”, declaró Juliana Villegas, vicepresidenta de exportaciones de ProColombia, durante su Macrorrueda 70, celebrada en Bogotá.

Los principales sectores donde tiene participación México son: infraestructura y desarrollo vial, materiales de construcción, servicios BPO, shared services, tecnologías de la información, desarrollo de aplicaciones, agroindustria, logística y desarrollo portuario, producción de cacao, procesamiento de frutas y hortalizas, así como cárnicos y cereales, según información de ProColombia.

Hay indicadores económicos que propician la confianza de los mercados internacionales; entre ellos que las calificadoras de riesgo mantengan la nota del país, que el tipo de cambio no registre variaciones importantes y, sobre todo, que la IED siga creciendo, enfatizó Villegas.

La entidad reportó con cálculos de FDI Markets, que en el país cafetalero operan alrededor de 55 firmas mexicanas, entre las cuales destacan: Cementos Mexicanos (Cemex), Grupo Bimbo, Mexichem, Inversinox, Azteca TV, Grupo Salinas, Alsea, Deacero, City express, Telmex, Aeroméxico, Interjet y Fomento Económico Mexicano (FEMSA); todas ellas han invertido en Colombia durante la última década.

Tan sólo en Bogotá se encuentran instaladas más de 30 empresas de origen mexicano y se espera que nuevas compañías aterricen en otras ciudades colombianas.

Según la balanza de pagos del Banco de la República, México registra un acumulado de 6,431 millones de dólares, entre el 2000 y  el 2017 en Colombia.

Esto significa que tan sólo en un año, México suministró 26.6% de la inversión que ha aportado durante 17 años a la economía colombiana.

COCA-COLA FEMSA

FEMSA llegó a territorio colombiano en el 2003 con la adquisición de Panamco, la mayor franquicia de Coca-Cola en América Latina.

La multinacional mexicana  reinvirtió en el país con la llegada  de Oxxo en el 2009 y recién puso en marcha una nueva planta.

Coca-Cola FEMSA decidió invertir en su séptima planta de bebidas gaseosas en Colombia.

La nueva factoría ubicada en Tocancipá, Cundinamarca, es la más moderna de Latinoamérica y contó con una inversión de 250 millones de dólares.

El almacén cuenta con dos grandes líneas de producción: una con capacidad de 75 millones de cajas y otra representada por tres líneas medianas con una capacidad de 55 millones de cajas unidad al año.

También cuenta con una estructura para el suministro de energía y el sistema de reúso de agua, siendo ecoambientalmente sostenible.

La planta de 27 hectáreas, en  su fase inicial genera más de 150 empleos que se suman a los cerca de  7,500 con los que cuenta FEMSA Colombia en la actualidad.

El proyecto en Tocancipá se  suma a los centros de producción de  Bogotá, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla, Cali y La Calera.

BIMBO REINVIERTE EN NUEVA PLANTA

Grupo Bimbo, la panificadora más grande del mundo, arribó a Colombia en 1995 y hoy cuenta con cinco plantas dentro del país.

La multinacional mexicana reinvirtió en el denominado proyecto Tenjo 2 que consistió en la creación de un nuevo Centro de Distribución, inaugurado en el 2016, y avanza en la construcción de una nueva planta de producción de artículos de panadería y molinería en el municipio de Tenjo en Cundinamarca.

La nueva inversión estima un capital cercano a 36 millones de dólares, así como la creación de 150 empleos directos y 50 indirectos; se espera que comience operaciones este año.