La posibilidad de que Estados Unidos se una al Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífica (CPTPP) fue uno de los motivos por los que México forma parte de ese bloque, afirmó Ildefonso Guajardo, secretario de Economía.

El funcionario indicó que México se adhirió a ese acuerdo porque es mejor estar en él sin Estados Unidos, que no estar en el mismo con la posibilidad de que Estados Unidos decida integrarse sorpresivamente.

México determinó sumarse a las negociaciones de TPP original sólo hasta después de que Estados Unidos hizo lo mismo en el 2008.

“Desde el punto de vista del interés del Estado mexicano, nosotros no podemos estar distraídos o despistados quedando fuera de las principales plataformas de comercio internacional, esperando que nos agarre por sorpresa una incorporación de nuestro socio más importante. Por eso, la importancia estratégica del interés del Estado mexicano de formar parte de esta nueva plataforma comercial”, dijo Guajardo, en una conferencia en Los Pinos.

La Secretaría de Economía ha destacado que México requiere formar parte de los tratados de libre comercio regionales en los que participe Estados Unidos, tanto para influir en las negociaciones, como para ser parte de las cadenas de valor que promuevan esos acuerdos.

En enero de 2017, el presidente estadounidense, Donald Trump, se retiró del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), un pacto comercial que impulsó su antecesor, Barack Obama.

El retiro fue la primera acción bajo el nuevo enfoque de política comercial del presidente Trump, que incluye la preferencia de tratados de libre comercio (TLC) bilaterales sobre acuerdos multipartidistas como el TPP, una visión crítica de muchos TLC existentes de Estados Unidos y un enfoque prominente en los déficits comerciales bilaterales de Estados Unidos como indicador de la salud de las relaciones comerciales.

Los 11 países restantes del TPP, Australia, Brunei Darussalam, Chile, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam, lograron un nuevo acuerdo, el CPTPP, el cual firmaron el pasado 8 de marzo en Santiago de Chile.

Guajardo expuso que una de las condiciones para que México formara parte del CPTPP fue que en el mismo participara Canadá, quien es miembro también, junto con Estados Unidos, del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual renegocian los tres países actualmente.

El proceso de aprobación del CPTPP ocurrirá en un momento de incertidumbre en el sistema de comercio global. Gran parte de esta incertidumbre, que se siente particularmente en Asia refleja la ambigüedad en la dirección de los objetivos actuales y futuros de las políticas comerciales de Estados Unidos y en el liderazgo estadounidense en el establecimiento de reglas e instituciones de comercio internacional.

rmorales@eleconomista.com.mx