Durante febrero del 2019 las familias mexicanas disminuyeron ligeramente su consumo de bienes y servicios nacionales e importados; resultado que se alinea con las caídas en el nivel de confianza de los consumidores en la economía nacional.

En comparación mensual, el Indicador Mensual de Consumo Privado en el Mercado Interno registró una ligera caída de 0.2%, la primera registrada en cuatro meses, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Esta tendencia de moderación del consumo en el mercado interno empata con los resultados para febrero del Indicador de Confianza del Consumidor, que presentó también una reducción de 0.9 puntos en su comparación mensual.  

Esta situación refleja una tendencia de estabilización de las expectativas de los consumidores respecto de la situación económica del país y de sus hogares, que en meses previos alcanzó niveles significativamente altos.

Por su parte, en la comparación anual, el consumo privado total alcanzó un crecimiento de 1.9%, una cifra menor a la registrada el mes previo (2.2 por ciento). Lo que implicó también una moderación de las compras realizadas.

Aumenta ligeramente el consumo de lo nacional

Durante el segundo mes del año el consumo de bienes y servicios de origen nacional en total incrementó apenas 0.1% en relación con el mes previo.

Considerando sólo el consumo de mercancías nacionales el aumento fue de 0.1% en comparación mensual y 1.1% en comparación anual. Mientras que el nivel de consumo de servicios nacionales se mantuvo estable en relación mensual y alcanzó un aumento de 2.1% en su comparación anual.

Disminuye el consumo de bienes importados

La adquisición de bienes de origen extranjero registró una caída de 3.5% en su comparación mensual. Sin embargo, el nivel neto de compras de bienes extranjeros se mantiene por encima de las compras de bienes nacionales.

En su comparación anual, el consumo total de bienes importados en México registró un incremento de 4.2%, de acuerdo con las cifras del Inegi.