Megacable Holdings alista una inversión de 400 millones de dólares para migrar infraestructuras de cobre o cable coaxial hacia redes de fibra óptica de tecnología GPON, con la que podría enviar servicios de video, voz e Internet a velocidades simétricas de 622 megabits y asimétricas de 2.5 gigabits de bajada y 1.25 gigabits de subida hasta una distancia de 20 kilómetros y para 64 usuarios por cada enlace de fibra.

La inversión está planeada para dirigirse a la construcción de ese tipo de redes a lo largo del año 2020, indicó la compañía. Las redes de fibra coaxial o HFC de Megacable se continuarán utilizando para reforzar coberturas de la empresa en distintas plazas donde sea necesario

En el cuarto trimestre de 2019, Megacable invirtió 1,997.60 millones de pesos a la construcción de redes, 34.1% arriba del mismo periodo de 2018, y llego a 62,210 kilómetros de redes construidas sobre el territorio mexicano y con alcance para llegar a 8.84 millones de casas con algún tipo de sus servicios.

Megacable estima que la modernización de su infraestructura hacia una red de nueva generación repercutirá en un crecimiento de su negocio de Internet de banda ancha en prácticamente todas las regiones en las que opera y que mejorará el valor de consumo promedio de sus suscriptores. 

Megacable cerró el año 2019 con un ARPU de 410.3 pesos por suscriptor, 6.8% arriba respecto al dato de 2018.

La compañía reportó ingresos por 5,624 millones 945,000 pesos en cuarto trimestre de 2019, 11.2% sobre el resultado del mismo trimestre de 2018 y tuvo una utilidad neta de 887 millones 509,000 pesos, 7.3% más que un año antes.