Las empresas se deben enfocar a desarrollar talento, recuperar el compromiso de los trabajadores, encaminarse a las nuevas formas de trabajo, tener presente la ampliación de las plantillas laborales considerando a adultos mayores, mujeres y jóvenes, afirmó Alberto de Armas, nuevo presidente de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), quien fue electo como Presidente de Consejo de la asociación que integra a más de 900 empresas y emplea a 640,000 trabajadores en el país.

Entrevistado por El Economista, presenta los cinco grandes temas que la comunidad de recursos humanos debe considerar para enfrentar, incluso los cambios a la Ley Federal del Trabajo, y desarrollar el talento que las empresas demandan.

Dichos temas son: la guerra por el talento global; cultura empresarial, nuevas modalidades de trabajo incluyendo la oficina virtual; compromiso de los colaboradores; inclusión y diversidad como estrategia para ampliar la base de talento, fortalecer el liderazgo de los directivos de recursos humanos.

Decir que hay una guerra de talento va más allá, se trata de identificar bien a nuestros jóvenes y líderes, desarrollarlos y que se hagan cargo de las empresas en el futuro y se conviertan en la sustentabilidad de la empresa. Ése es el reto fundamental hoy en día que se están empezando a recuperar las economías globales, éste va a ser mucho más relevante que los últimos tres o cuatro años , detalló.

De Armas, quien es vicepresidente de Recursos Humanos de Cemex, explicó: El mundo laboral está cambiando la naturaleza del trabajo, esto es mucho más que hablar de la generación Y o de la Milenio, que tienen otros objetivos… hoy en día, se está moviendo a un esquema en el que estar físicamente se vuelve obsoleto .

NUEVOS ESQUEMAS LABORALES

Respecto de la reforma laboral, De Armas comentó que después de 40 años se reconocen esquemas en donde las empresas, finalmente, podrán ser más competitivas.

Sabemos que una empresa que tenga las condiciones laborales que no le permitan competir en el mundo es una empresa que no va a perdurar , de ahí la importancia de la reforma, que pese a que tiene cosas que no nos agradan, sí fija las reglas del mercado laboral.

De Armas, que entrará en funciones de su cargo a partir de enero del 2013, dijo que se espera un buen inició del 2013: Será el mejor primer año del inicio de sexenio, al menos de los dos últimos, pues no se esperan sobresaltos, lo que puede contribuir a mantener y generar más empleos en el país , dijo el ejecutivo.

[email protected]