A tres años de la entrada en vigor del Acuerdo Bilateral de Comercio de papa fresca para consumo y uso industrial proveniente de Estados Unidos a México, el Poder Judicial, a través del Juzgado Séptimo de Distrito de los Mochis, Sinaloa, prohibió la entrada del tubérculo por considerar que es un riesgo latente para la biodiversidad.

El conflicto entre productores nacionales de papa con las autoridades de la Secretaría de Economía (SE) y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) inició desde el 2012 cuando se tomó la decisión de elaborar un Proyecto del Acuerdo para mitigar los riesgos para la importación de papa a nuestro país, con el fin de mejorar la competencia, mismo que entró en vigor un año después, lo que provocó que productores de Sinaloa interpusieran una serie de demandas para evitar la llegada de 200,000 toneladas.

Dichas inconformidades tuvieron respuesta por parte del Consejo de la Judicatura Federal que informó que los riesgos en la contaminación de suelos está latente, y es probable que con las importaciones de papa se propaguen 63 plagas cuarentenarias, dijo el juez José Francisco Pérez Mier en su resolución.

En una nota informativa del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), precisa que la Sagarpa no adoptó las medidas fitosanitarias adecuadas para su ingreso seguro.

El juez Pérez Mier declaró inconstitucionales dichas medidas adoptadas por la Sagarpa, establecidas en el Acuerdo de Mitigación de Riesgo para la importación del tubérculo de papa proveniente de Estados Unidos.

Al respecto, la Sagarpa enfatizó que la sanidad en el sector agroalimentario mexicano no es negociable, por lo que todas las decisiones que el gobierno de la República toma en torno al intercambio comercial se basan en criterios científicos y se fundamentan jurídicamente .

Agregó que hasta el momento, las resoluciones no son definitivas y por lo tanto el tema no está resuelto .

En tanto, la Confederación Nacional de Productores de Papa aplaudió la resolución del Poder Judicial. Este hecho valida el Estado de Derecho que impera en México. Además, se evita un daño mayor que se puede ocasionar tanto a los productores agrícolas como a la sociedad mexicana , indicó en un comunicado.

Se estima que hay 8,700 productores de papa en México y 77,800 familias del campo se benefician de este cultivo.

empresas@eleconomista.com.mx