El grupo industrial estadounidense Johnson Controls y el conglomerado irlandés Tyco International anunciaron este lunes su fusión, operación que le permitirá al primero pasar a domiciliarse en Irlanda, país con menor carga fiscal.

Los accionistas de Johnson Controls tendrán el 56% del capital del nuevo grupo y recibirán más de 3,900 millones de dólares en efectivo, mientras que los de Tyco tendrán el 44%, precisaron en un comunicado.

NOTICIA: Johnson Controls atenderá a Honda Fit en Querétaro

Esta fusión, aprobada por los consejos de administración de ambas empresas, permitirá a Johnson Controls completar su transformación.

En efecto, el grupo dará independencia a sus actividades de fabricación de piezas y repuestos de automóviles, consideradas como menos rentables.

Éstas van a depender de una nueva empresa llamada Adient, con ingresos de 16,600 millones de dólares y un beneficio de explotación de 1,600 millones de dólares. Adient, que va a ser introducida en la Bolsa, debe entregar un dividendo excepcional de entre 2,500 y 3,500 millones de dólares a Johnson Controls.

La nueva sociedad Johnson Controls-Tyco International se especializará en baterias, equipos de aire acondicionado, seguridad industrial y protección contra incendios, y tendrá unos ingresos de casi 32,000 millones de dólares para un beneficio operacional de 4,500 millones de dólares.

Alex Molinaroli, actual jefe de Johnson Controls, será su presidente ejecutivo.

Catorce años después de su desmantelamiento tras el encarcelamiento de su antiguo presidente Dennis Kozlowski, será la desaparición de Tyco International, que se había separado en 2011 de sus actividades de válvulas industriales.

NOTICIA: Johnson baja la cortina de su planta poblana

La transacción debería quedar terminada de aquí al final del ejercicio fiscal 2016.

La fusión entre Johnson Controls y Tyco tiene otra ventaja, menos confesable: le permitirá a Johnson Controls relocalizarse en Irlanda, donde Tyco International tiene su sede y donde los impuestos sobre las ganancias (12.5%) son tres veces inferiores a los de Estados Unidos (35% sólo a nivel federal).

erp