Teléfonos de México consiguió la renovación de doce títulos de concesión en las bandas de 10, 15 y 23 GHz por un periodo de 20 años, contados a partir del 2 de abril de 2018. Las concesiones renovadas para el espectro de los 15 y 23 Gigahercios son de carácter nacional, en tanto que aquellas para la banda de los 10 GHz son de escala regional, según resolvió el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el pasado 8 de mayo.

Las concesiones fueron entregadas en 2004 por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a Telmex, quien entre el 14 de marzo y el 15 de mayo de 2014 inició los trámites para conseguir la prórroga de esas licencias.

La prórroga para el espectro se realizó con base en la anterior legislación en telecomunicaciones, esto porque Telmex inició el proceso de renovación conforme los criterios de la extinta regulación y porque además la ley reglamentaria de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR), que entonces vino a redefinir esos mecanismos, se sancionó hasta la segunda mitad de 2014.

¿Una concesión de servicios convergentes para Telmex?

El regulador consideró apegarse a la LFTR para renovar a Telmex la concesión para instalar y explotar una red pública de servicios de telecomunicaciones a nivel nacional en México, que implicaba entonces entregar un título de concesión única para servicios convergentes a este operador que en su licencia general tiene vedada la prestación de contenidos audiovisuales en el país y sobre el que también existe una regulación asimétrica como agente económico preponderante del sector, lo que creó un dilema al interior de esa autoridad.

“Tratándose de la concesión de red y atendiendo al marco legal vigente, la consecuencia jurídico normativa implicaría el otorgamiento de un título de concesión única que habilita al concesionario a prestar cualquier servicio de telecomunicaciones de manera convergente. No obstante, dicha consecuencia haría novatorios los efectos que se establecen para los agentes preponderantes, que a efecto de poder prestar servicios adicionales a los originalmente contemplados o para que transiten a la concesión única respectiva, requieren previamente un procedimiento especial de pronunciamiento”.

Para no dejar desconectados a los mexicanos atendidos por Telmex a través de esa red de telecomunicaciones, pues consideró que los servicios son de interés general, el regulador definió acogerse al artículo sexto, apartado B, fracción II de la Constitución para entregar una concesión en particular y así garantizar la continuidad de los servicios:

“Lo que se propone es autorizar a Teléfonos de México la prórroga de vigencia de la concesión de red, otorgándole un título de concesión para uso comercial que le permita continuar prestando los servicios originalmente concesionados para la prestación del servicio de capacidad para radioenlaces del servicio fijo, con una vigencia de 20 años”, indicó el IFT, según se registró en el acuerdo P/IFT/080519/228.

Telmex consigue renovaciones y va por otra prórroga en 3.4 GHz

Con las prórrogas de las licencias en estas frecuencias de espectro, Teléfonos de México debe considerar recursos adicionales para conseguir las prórrogas de sus concesiones de 50 Megahertz de ancho de banda en los 3.4 Gigahercios.

Los desembolsos para la retención del espectro ocurren en un tiempo en que Telmex reportó una pérdida interanual de 6,058 millones de pesos al cierre de marzo de 2019 y también una disminución de sus inversiones en el mismo periodo, por aproximadamente 110 millones de dólares y menor a la de otros operadores, a la vez que la posibilidad de poder cobrar una tarifa por la terminación de llamadas en su red no logra compensar sus bajas.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones renovó las concesiones de Telmex para “provisión de capacidad para radioenlaces del servicio fijo”, aunque las frecuencias renovadas a la empresa han sido identificadas internacionalmente como susceptibles para ofrecer servicios 5G al mercado.