A nivel global, Unilever presentó nuevos compromisos y medidas para mejorar el estado del planeta, combatir el cambio climático, proteger y regenerar la naturaleza y conservar los recursos para las generaciones futuras. En entrevista con Laura Bonilla, directora de Asuntos Corporativos de Unilever del norte de Latinoamérica, ahondó en cada uno de los propósitos integrados en el Fondo para el Clima y la Naturaleza.

Bonilla mencionó que invertirán 1,000 millones de euros, los cuales se emplearán en los próximos 10 años para actuar en los siguientes pilares del fondo: 1) combatir el cambio climático; 2) proteger y regenerar la naturaleza, y 3) conservar los recursos para las generaciones futuras. En el primer pilar, Unilever se compromote a ser una compañía cero emisiones de carbono en sus operaciones al 2030 y reducir a la mitad la huella de gases de efecto invernadero en sus productos. En el segundo, creará y presentará un Código de Agricultura Regenerativa; empoderará a una nueva generación de agricultores y pequeños productores para que protejan sus entornos; buscará una cadena de suministro libre de deforestación para el año 2030, entre otras metas. En el tercer rubro, implementarán programas de administración de agua para 100 comunidades con escasez en todo el mundo; además, se comprometen a que la formulación de sus productos sea completamente biodegradable para el 2030.

Laura Bonilla expresó que “nuestro propósito es hacer de la sustentabilidad algo cotidiano, pues creemos que es la única manera de crear valor a largo plazo y permanecer. Nosotros tenemos 10 años trabajando con propósitos muy grandes y ambiciosos; hicimos pública nuestra estrategia de sustentabilidad porque nos comprometimos a mejorar la salud y el bienestar de 1,000 millones de personas, además de mejorar la calidad de vida de las personas en nuestra cadena de valor”.

Por un México libre de residuos

Asimismo, Bonilla indicó que el año pasado Unilever se comprometió a impulsar la generación de una economía circular del plástico en el país al firmar cinco compromisos en el Senado de la República. Los acuerdos son los siguientes: 1) plásticos que emplean sean reusables, reciclables y compostables; actualmente, cumplen con ese objetivo al 90 por ciento. 2) Incrementar el uso de plástico reciclado en al menos 25% de sus productos. 3) Reducir el uso de plástico virgen en un 50%; éste es el caso de una de sus marcas de aderezos y en los productos de cuidado del cabello Dove. 4) Recuperar más plástico del que generan. Para esto, tienen una alianza con Ecoce y han recuperado más de 17,600 toneladas de PET. 5) Apoyar la educación sobre economía circular a través de programas y plataformas educativas, junto con sus aliados estratégicos.

jocelyn.ramirez@eleconomista.mx