La empresa expendedora de combustibles, Fullgas inauguró su primera estación de servicio con imagen propia, ubicada en Chetumal, Quintana Roo, con lo que continúa con su expansión luego de tres décadas de presencia en la entidad, Yucatán y Campeche, así como en Honduras y Guatemala, además del Estado de México.

La nueva estación de servicio representa la renovación de imagen de la firma y la llegada de un nuevo producto: el aditivo FullPower. “Es un aditivo único en México con certificación Top Tier, desarrollado en Houston, Texas, exclusivamente para la familia Fullgas. Hasta el momento, la estación de Tecámac, Estado de México, es la única demarcación que cuenta con este producto, pero el objetivo a corto plazo es que las gasolineras con imagen 100% Fullgas lo tengan”, comentó Jesús Montoya, director de Operaciones de la empresa.

Reconoció que los cambios en la marca se habían limitado a lo estético, pero que ahora, “además de una imagen agradable, de un combustible que cuenta con adivitación propia, hemos especializado a nuestros despachadores en ser anfitriones. Queremos que nuestro sello y diferencia radique en el buen trato y la hospitalidad”.

Por su parte, Sebastián Figueroa, CEO de Fullgas aclaró que el cambio de imagen inició en el sureste y fue circunstancial: “Teníamos programado lanzar la bandera en este mes, y le tocó casualmente a la de Chetumal por estar lista antes que las demás.” Asimismo, puntualizó que Fullgas Rojo Gómez fue la primera gasolinera con cambios que se inauguró en Quintana Roo este año, ya que hay siete más en construcción que tendrán nueva imagen.

Sobre planes a futuro, el directivo comentó que habrá próximas aperturas en Cancún, Estado de México, Campeche, Mérida, Puebla y Tlaxcala, además de que hay la proyección de llegar a Sudamérica y África.

Fullgas México es una empresa familiar 100% mexicana, nacida hace más de 30 años en el estado de Yucatán, teniendo siempre como valor principal la ejecución de la calidad con eficacia.  Además de ofrecer en cada una de sus estaciones gasolina, cuenta con diésel, aditivos y tienda de conveniencia.

kgarcia@eleconomista.com.mx