La automotriz estadounidense Ford Motor Co dijo que está retirando 11,500 vehículos deportivos utilitarios Escape del 2013 y con motor de 1.6 litros, y advirtió a los conductores que dejen de manejar esos vehículos por el riesgo a que se incendien.

Es extremadamente raro que una automotriz a dvierta a los conductores que no manejen los vehículos que llama a revisión.

La empresa le está pidiendo a los clientes que contacten a su concesionaria de inmediato para que los autos puedan ser reparados.

La nueva Escape empezó a venderse el mes pasado y es un importante vehículo de Ford.

ACTUALIZACIÓN: Ford de México precisó que el problema con las Escape sólo afecta a unidades distribuidas en Estados Unidos y Canadá.

RDS