Escape es un auto reconocido en nuestro país. Desde su introducción se colocó como un vehículo aspiracional entre otras cosas por su diseño vanguardista para la época y por demostrar, con el paso del tiempo, contar con una mecánica robusta y sólida. Algunos de esos principios se actualizaron en el nuevo exponente. Previo a su lanzamiento, Ford había declarado que diseño estaría inspirado en el Mustang, lo que generó una gran expectativa en torno a este modelo.

De acuerdo con la marca, la parrilla trapezoidal en forma de escudo hace reminiscencia al Pony Car en su sexta generación mientras que del Ford GT se inspiraron para trazar las líneas del frontal inferior. La completa transformación del exterior se debe también a la caída pronunciada del techo y al alerón colocado sobre el medallón.

Al igual que el exterior, resulta revolucionario el interior. Por ejemplo, la palanca de cambios desapareció y en su lugar hay una perilla que para seleccionar una marcha es necesario girarla. El clúster ahora es digital y consta de una pantalla de 12.3” que acompaña a la que está ubicada en la consola central de 8” con la que se interactúa con el sistema Sync 3, Apple CarPlay, Android Auto y AppleLink.

Entre los sistemas con los que cuenta están el audio B&O Play by Harman, Head up Display, Ford PassConnect (Hot Spot para 10 dispositivos) y Ford Pass (aplicación que proporcionará información como ubicación de estaciones de servicio, estacionamientos, etc). En seguridad son cinco los sistemas que la colocan como uno de los vehículos mejor equipados del segmento: asistente de precolisión con frenado de emergencia automático, asistencia del volante anticolisión, monitoreo de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, sistema de preservación de carril y control crucero adaptativo con mantenimiento de carril y Stop & Go.

Perdió kilos

Antes de pasar al apartado mecánico se debe mencionar el trabajo de reducción de peso, que gracias al empleo de materiales más ligeros fue posible ahorrar más de 90 kilogramos. La versión híbrida tiene un motor de ciclo Atkinson con 2.5 litros de desplazamiento acoplado a un generador eléctrico alimentado por una batería de iones de litio de 1.1 kWh de capacidad. En conjunto ofrecen 198 caballos de potencia. La versión a gasolina llamada Titanium recurre a un motor EcoBoost de 2 litros que desarrolla 250 caballos de potencia y 275 lb-pie de torque; emplea una transmisión automática de 8 cambios.

 

Ficha Técnica: Ford Escape 2020

Motor: 4 cil, 2 l, Turbo / 4 cil, 2.5 l, Atkinson

Potencia: 250 hp / 198 hp

Torque: 275 lb - pie

Transmisión: CVT / Aut 8 vel

[email protected]