La facturación de los restaurantes estadounidenses cayó 240,000 millones de dólares entre marzo y diciembre de 2020 por la pandemia de coronavirus, según un informe de la Federación Nacional de Restaurantes publicado el martes.

El segundo sector que más empleos genera en Estados Unidos, luego de la salud, es la industria restaurantera. Para fines de diciembre contaba con 2.5 millones de empleos menos que antes de la pandemia.

En abril, cuando las restricciones de movilidad alcanzaron su máximo, ocho millones de personas empleadas en bares y restaurantes habían sido despedidas.

"En lugar de continuar luchando en un ambiente comercial extremadamente incierto, muchos dueños de restaurantes decidieron cerrar sus puertas", lamenta la federación.