Más allá de “filias o fobias”, la definición de un etiquetado en alimentos y bebidas debe integrarse como una herramienta de una política integral de salud y educación para atacar el problema de obesidad y sobrepeso en México, pero no como una receta, coincidieron legisladores, empresarios, autoridades y académicos.

Barry Popkin, investigador nutriólogo de UNC Gillings School of Global Public Health, afirmó que el etiquetado frontal puede funcionar como una advertencia al consumidor a optar por alimentos menos calóricos, pero su aplicación no ha demostrado que se baje el índice de población con obesidad.

Durante la audiencia realizada sobre el “Etiquetado frontal nutrimental y elección de una dieta saludable”, convocada por el Senado, el sector empresarial exigió no “satanizar” los alimentos y bebidas industrializadas, porque “no existen alimentos buenos o malos”, sino malos hábitos de la población, comentó Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

“Necesitamos el etiquetado chileno para que la gente sepa que 98% de lo que se vende en el súper (tiendas comerciales) es insalubre”, dijo la senadora Jesusa Rodríguez, luego de convocar a los legisladores a no someterse a los intereses de la industria y proceder a legislar por un nuevo etiquetado.

El subsecretario de Economía, Ernesto Acevedo, dijo que México pierde aproximadamente 2.2 puntos porcentuales por los costos de la atención médica y los efectos indirectos de estos padecimientos. Esos 2.2% del PIB son aproximadamente 500,000 millones de pesos anuales.

“Necesitamos elaborar una política pública eficiente y robusta para atender los temas de salud, para atender los padecimientos que genera la obesidad y la diabetes; para prevenir la obesidad y la diabetes, y si en ese marco amplio de políticas públicas el etiquetado es una pieza fundamental, entonces toda la sociedad, industria, legisladores, funcionarios públicos, debemos tener como prioridad la salud de las personas, el crecimiento económico de México, su productividad y su competitividad”, dijo el funcionario.