Durante la administración de Trump, nuestro país ha ganado casi 1 punto porcentual de participación en importación de productos, mientras que China ha perdido 2.5 puntos como saldo de la guerra comercial entre Washington y Beijing.