El déficit comercial alcanzó los 9,616 millones de euros (11,317 millones de dólares) hasta el mes de agosto, lo que supone un descenso del 54.6% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos publicados  por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Esta caída es consecuencia del descenso tanto de las exportaciones, que bajan un 14% en los ocho primeros meses del año por el impacto del Covid-19 en la economía, hasta los 165,151 millones de euros (194,366 millones de dólares); como de las importaciones, que con 174,767 millones (205,683 millones de dólares), se reducen un 18.1% en el mismo periodo.

Asimismo, la tasa de cobertura (cociente entre exportaciones e importaciones) se situó en el 94.5%, frente al 90.1% en enero-agosto de 2019, con datos provisionales.

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha destacado que el contexto internacional e “complejo” y el impacto de la pandemia se sigue reflejando en algunas regiones y sectores. Aun así, subraya que se sigue reduciendo el déficit comercial y se aprecian algunos “indicios esperanzadores” en la exportación.

Por sectores, la alimentación mantiene su “buen comportamiento” y el sector automóvil acumula ya tres meses de crecimiento”, resalta Méndez, que añade que, por destinos, el principal mercado para España, la zona euro, prácticamente recuperaron su nivel de hace un año y continúan creciendo las exportaciones a un mercado con enorme potencial, como es China.