En el 2016 la producción de cerveza en México creció 8.1% a 105 millones de hectolitros, superando por primera vez la barrera de los 100 millones, con lo que nuestro país pudo superar a Alemania y ubicarse como el cuarto productor cervecero del mundo, informaron las empresas cerveceras del país.

El principal móvil de este avance fueron las exportaciones, que se expandieron 13% a 32 millones de hectolitros, reflejo de la estrategia de internacionalización de las marcas nacionales que han llevado a cabo empresas como AB InBev y Heineken.

Las empresas globales han sabido hacer muy bien el trabajo de posicionar las marcas de cervezas mexicanas en el exterior , dijo Maribel Quiroga, directora general de Cerveceros de México, instancia que agrupa a los 14 principales productores de cerveza del país.

Tal es el caso de marcas como Tecate, Tecate Light, Dos Equis, Estrella, Montejo y Modelo Especial, que han emulado la senda de internacionalización que hace años inició y ha recorrido de manera exitosa la marca Corona, que hoy llega a 180 países.

Esto es lo que ha sucedido en los últimos tres años, en el último en específico estas marcas han tenido un boom de presencia en diferentes mercados (...) las marcas de cerveza mexicana son las de mayor crecimiento a nivel mundial , recalcó Quiroga.

Aunque Estados Unidos consume 80% de la cerveza que exporta México, Cerveceros de México prevé un proceso sistemático de diversificación de mercados.

Tan sólo el año pasado, países como el Reino Unido y China el tercer y sexto mayor comprador de cerveza mexicana, respectivamente, elevaron sus pedidos más de 50 por ciento. Otros mercados con alzas de doble dígito fueron Australia, Canadá, Colombia, Bélgica e Irlanda.

El estilo de cerveza de las marcas mexicanas ha gustado mucho en el mundo. Tienen una alta tomabilidad o drinkability, por su moderado contenido de alcohol; son cervezas ligeras que además maridan muy bien , explicó Maribel Quiroga.

La ejecutiva destacó también el avance del mercado interno, que el año pasado consumió 63 litros per cápita, un aumento de 10.6% o seis litros respecto del nivel del 2010 (57 litros), entre otras cosas gracias a la propagación de la cultura cervecera, cada vez más aspiracional.

Aunque este nivel está por debajo de países referencia como Estados Unidos y Brasil, con consumos de 76 y 68 litros per cápita, respectivamente, se encuentra en una tendencia positiva y al alza, con lo que México podría equipararse a estos países en el mediano plazo.

La estrategia de Cerveceros de México es promover un consumo inteligente, caracterizado por una mayor ingesta, pero distribuida en más momentos de consumo moderado, buscando bajar la bebida excesiva concentrada en unas pocas ocasiones.

Quiroga recordó que en los últimos dos años la industria ha invertido 50,000 millones de pesos en México, lo que ha contribuido a que la bebida fermentada se consolide como el primer producto agroalimentario mexicano de exportación con ventas externas por 2,814 millones de dólares.

La industria seguirá invirtiendo y apostándole a México, definitivamente , previó Maribel Quiroga.

[email protected]