Los empleos en empresas con programas de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) sumaron 3 millones 016,212, lo que representó una baja interanual de 1.3%, informó este miércoles el Inegi.

Con ello, este indicador registró una tendencia continua de reducción de tasas negativas interanuales por quinto mes consecutivo, desde la caída de 5.7% en mayo.

Luego las contracciones en el empleo fueron de 5.5% en junio, 4.2% en julio, 3.4% en agosto y 2.1% en septiembre.

“Las empresas IMMEX son un modelo de negocio mundialmente validado”, comentó Luis Aguirre, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, poniendo énfasis en la resiliencia del sector ante la crisis por la pandemia de Covid-19.

Desglosando sus dos grandes divisiones, los empleos en establecimientos IMMEX manufactureros totalizaron 2 millones 689,209 en octubre, una disminución de 1.2% interanual; mientras que los empleos en los establecimientos no manufactureros alcanzaron los 327,003, un retroceso de 1.8 por ciento.

Entre las IMMEX se encuentran empresas que fabrican teléfonos, computadoras, aeropartes, productos eléctricos, textiles, prendas de vestir y autopartes, entre muchos otros más.

En las plantas manufactureras es donde más se ha dado una recuperación en el sector.

Dentro de la división de establecimientos manufactureros, trabajaron en octubre 2 millones 263,921 personas como “obreros y técnicos”, una reducción interanual de 0.8%, y 425,288 como “empleados administrativos”, una reducción de 2.9 por ciento.

El programa IMMEX fue instituido en 2006 con el fin de promover la competitividad del sector exportador.

Las empresas acogidas a este programa pueden importar temporalmente una serie de insumos, (como materias primas, partes y componentes; combustibles, lubricantes y otros materiales; envases y empaques; etiquetas y folletos; maquinaria, equipo y herramientas; y contenedores) para los cuales se benefician de una exención arancelaria y de la posibilidad de obtener un crédito fiscal del IVA y/o IEPS y, en sus caso, de los derechos antidumping o compensatorios, siempre que esos insumos se utilicen para elaborar, transformar o reparar mercancías para luego ser exportadas o para prestar servicios relacionados con la exportación.

El mayor impacto negativo causado por la pandemia en la industria de manufactura de exportación estuvo relacionado con el empleo. Esto se vio en estados donde existe una mayor cantidad de plantas IMMEX, como Baja California, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León y Tamaulipas.

Existe un fuerte vínculo entre las tasas de producción y exportación de Estados Unidos y México. Mientras que el pico más bajo de la industria estadounidense ocurrió en abril, en las plantas IMMEX de México ocurrió en mayo.

roberto.morales@eleconomista.mx